Llamamiento de mujeres ucranianas por la liberación de prisioneros de guerra

En audiencia con el Papa, las asociaciones de mujeres ucranianas por la liberación de los prisioneros de guerra en manos rusas, piden a la ONU, a la Cruz Roja y a las organizaciones internacionales que medien por la liberación de sus hijos, maridos, nietos y amigos.

Representantes de asociaciones ucranianas para la liberación de prisioneros de guerra asistieron el miércoles 28 de diciembre a la audiencia general en el Aula Nervi y hablaron con el Papa. Son mujeres, madres, esposas, hermanas que piden a la Iglesia y a las organizaciones internacionales que medien por la liberación de sus familiares y amigos en manos de las fuerzas armadas rusas. Según estimaciones de las mismas asociaciones, serían 15.000 los presos detenidos en las repúblicas prorrusas, en territorio ucraniano o en las cárceles de la Federación Rusa, de los que se ha perdido todo rastro y contacto. De ellos, 1.300 han sido liberados por los rusos. “Apelamos a las organizaciones internacionales como la ONU y la Cruz Roja”, explica Viktoria, una de las mujeres implicadas en la búsqueda de prisioneros de guerra, pidiéndoles que actúen, así como a los embajadores, por ejemplo, de Turquía.

LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES

“Nos dirigimos a las organizaciones no gubernamentales, a la Iglesia ucraniana. Muchos soldados ucranianos son dejados al frío y a menudo sin comida”, continúa Viktoria. Muchos soldados ucranianos han caído prisioneros en el verano y es imposible proporcionarles ropa de abrigo para el invierno. Muchos también necesitan tomar medicamentos a diario para tratar diversas enfermedades y esto corre peligro de no ocurrir. Todos debemos presionar a nivel internacional para que se actúe conforme al derecho internacional, para que se sepa dónde están recluidos los presos ucranianos, cuáles son sus condiciones físicas y para que sus familias puedan ponerse en contacto directo con ellos. Nosotras tenemos confianza porque sentimos el apoyo de todo el mundo”.

“Muchos soldados ucranianos han caído prisioneros en el verano y es imposible proporcionarles ropa de abrigo para el invierno. Muchos también necesitan tomar medicamentos a diario para tratar diversas enfermedades y esto corre peligro de no ocurrir”.

EL LLAMAMIENTO

De los 15.000 presos, Rusia ha liberado, intercambiándolos, hasta la fecha a 1.300 personas. “Desgraciadamente, vemos que la situación se ha paralizado tras un periodo de contactos y negociaciones entre los gobiernos ucraniano y ruso, que dialogaban a través de mediadores”, prosigue Viktoria, “pedimos que se reanude este proceso de negociación y para ello esperamos el apoyo de las organizaciones internacionales, que, sin embargo, podrían hacer algo más con respecto a la situación actual. Vemos que nuestro gobierno ucraniano también está haciendo mucho, pero todo está parado desde hace tiempo”.


Fuente: www.vaticannews.va / Imagen: Pexels.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0