Los círculos menores presentaron sus primeros escritos: Apoyo a viri probati y diaconado femenino

El Sínodo Amazónico votará el documento final el 26 de octubre.

Hernán Reyes Alcaide

18 octubre, 2019, 3:11 pm
7 mins

Finalmente, el Sínodo de la Amazonía parece encaminado a incluir en sus propuestas de documento final a dos de los temas que más polémica habían levantado durante los meses previos. Así se desprende de las relaciones de los doce círculos menores que, tras once días de trabajo, presentaron en el Vaticano sus primeras propuestas para llevar a la votación que el próximo sábado 26 dará forma al texto final que recoja las conclusiones de los veinte días de debate de los casi 250 participantes.

Así, participantes del Sínodo dedicado a la Amazonía que se desarrolla en el Vaticano hasta el 27 de octubre con más de 250 personas, reclamaron que el evento pueda dar lugar a la institución del diaconado para mujeres y la ordenación de hombres casados.

Con respecto a los reclamos para la ordenación de hombres casados con virtudes probadas en sus comunidades como respuesta a la falta de sacerdotes en la región (los denominados viri probati), uno de los temas que más divide a los sectores conservadores, el apoyo más firme llegó de parte de los círculos en portugués.

LOS CÍRCULOS PORTUGUESES, PROTAGONISTAS

El “círculo portugués B”, por ejemplo, reclamó directamente que “se consideró necesaria para la Panamazonía la ordenación de los viri probati”.

El “círculo español B”, por su parte, dejó en claro que “la propuesta va encaminada a pedir al Santo Padre la posibilidad de conferir el Presbiterado a varones casados para la Amazonía, a modo excepcional, bajo circunstancias específicas y para algunos pueblos determinados, estableciendo claramente las razones que lo justifican”.

DIACONADO FEMENINO EN LA REGIÓN

La instauración del diaconado femenino en la región, un tema que viene siendo de estudio de parte del Vaticano, al punto de la creación de una comisión que en diciembre de 2018 le entregó sus conclusiones al Papa, también estuvo entre los ejes de las propuestas.

“Ha llegado la hora de este nuevo rostro ministerial para la mujer, y que se profundice teológicamente la temática del diaconado de la mujer, esto es una reflexión que va a llevar tiempo pero que ya podemos sumar la voz en el contexto sinodal”, planteó la hermana Daniela Adriana Cannavina, capuchina colombiana, al presentar a la prensa los primeros escritos de los círculos menores.

“Y en esta Iglesia sinodal, ¿qué lugar tiene la mujer? Esta mujer debe crecer y asumir responsablemente ciertas pastorales”, agregó la religiosa en relación a la discusión sobre el diaconado femenino.

En ese tema, por ejemplo, el denominado “Círculo español A” planteó que “se hace necesario que en una Iglesia sinodal la mujer asuma responsabilidades pastorales y de dirección, debe haber un reconocimiento de la mujer en la Iglesia a través de la ministerialidad”.

El “Círculo español C”, en tanto, sostuvo que “dada la tradición de la Iglesia, es posible reconocer a las mujeres el acceso a los ministerios instituidos del lectorado y del acolitado, así como al diaconado permanente”.

“En cuanto a la misión de la mujer en la Iglesia, se propone instaurar un ministerio oficial de la mujer en la Iglesia”, planteó en tanto el “Círculo español D”.

“RITO AMAZÓNICO” Y “PECADOS ECOLÓGICOS”

Otros temas propuestos por los participantes fueron la de creación de un “rito amazónico” específico para la Iglesia en la región y la inclusión en la teología de la categoría de “pecado ecológico” para denunciar las agresiones a la Tierra.

El “Circulo italiano B” fue el más explícito en plantear la apertura al “rito amazónico”, y puso por escrito que elevará la propuesta para el documento final.

“Para la Amazonía existe la propuesta de una estructura de una Iglesia local al nivel de unitariedad. Siempre dentro del proceso de evangelización”, explicó a la prensa el presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, Rino Fisichella.

Sobre los pecados ecológicos, la religiosa colombiana planteó que “los pecados ecológicos están profundamente a nuestra vista. Pensemos en las expulsiones de nuestros hermanos indígenas, de sus territorios y en la pobreza ocasionada por muchas multinacionales”.

“El pecado surge del comportamiento del hombre que se encierra ante Dios y no quiere acoger una dimensión dinámica”, agregó en tanto Fisichella.

LA CODICIA TRAE CONSIGO EL ADN DEL PECADO

El obispo brasileño de Roraima, Antonio da Silva, planteó en tanto que “el uso responsable de los bienes de la tierra es virtuoso. Lo que nos lleva a la codicia trae consigo el ADN del pecado”.

También la defensa del ambiente ocupó un lugar preponderante en las propuestas. Quizás una de las expresiones más enfáticas en esa dirección fue la del “Círculo español B”: “Las violencias de todo tipo y, en especial hacia la mujer y a la hermana ‘madre tierra’, requieren una atención especial”, plantearon.

Tras los primeros días de trabajo, los participantes continuarán con las sesiones de trabajo hasta que el próximo sábado 26 pongan a votación la propuesta del documento final que luego le entregarán al Papa Francisco. De todos modos, de los más de 250 participantes, solo 183, todos hombres, podrán votar en la Asamblea, según informó el Vaticano.

Círculos Menores by Religión Digital on Scribd.

_________________________
Fuente: www.religiondigital.org

Corresponsal en Roma.