Los pueblos indígenas amazónicos evalúan el Sínodo como “el llamado más importante de este siglo”

Emiten una declaración en la que se reconoce que el Sínodo coloca a la Amazonía, a sus pueblos y a la vida como eje central de este debate.

Luis Miguel Modino

19 noviembre, 2019, 12:15 pm
5 mins

El éxito del Sínodo para la Amazonía podemos decir que se mide por lo que ha supuesto para los pueblos originarios. En ese sentido, la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica – COICA, ha hecho una declaración en la que muestran un “profundo y sincero agradecimiento a la Iglesia católica universal, representada por su santidad el Papa Francisco, que, motivado por un sentimiento superior, ha hecho posible este encuentro intercultural, al posibilitar nuestra presencia en la casa de San Pedro, en el Sínodo de los Obispos, en un ambiente de respeto y de profunda espiritualidad”.

En un momento en que los pueblos indígenas y la naturaleza sufren grandes amenazas, el documento destaca “este llamado que consideramos el más importante de este siglo, ya que coloca a la Amazonía, a sus pueblos y a la vida como eje central de este debate”. Al mismo tiempo reclaman “que paren la violencia contra la Amazonía, que se agilice la titulación de los territorios indígenas, que pare la invasión violenta e inconsulta de grandes proyectos de “desarrollo” que están saqueando nuevamente nuestra casa y nuestra vida”.

Frente a los pueblos y culturas indígenas, que son “quienes más y mejor conservan la Amazonia”, el documento critica “la cultura del capital, la lógica de la propiedad y la codicia, la enfermedad del consumismo, el excesivo individualismo y la casi total ausencia de espiritualidad”, como elementos que marcan la crisis civilizatoria contemporánea. Pese a todo, se sigue ignorando a los pueblos indígenas a la hora de tomar decisiones, lo que se manifiesta en que “sigue vigente una lógica neocolonial”. Eso ha tenido consecuencias dañinas para la vida de los pueblos y de muchas especies.

Los pueblos originarios reconocen y valoran “las orientaciones y visiones del Papa”, en el campo de la ecología integral, defendiendo que “el hombre no es amo, sino un administrador y servidor de la creación”, algo asumido cotidianamente por esos pueblos. También destacan la necesidad de asumir los nuevos paradigmas que propone Francisco, siendo necesario que el ser humano llegue a esta convicción: “Lo divino y lo humano se encuentran en el más pequeño detalle contenido en los vestidos sin costuras de la creación de Dios”. Desde la COICA se ve necesaria “pensar en una ética de las relaciones internacionales”, denunciando la “deuda ecológica”, entre el Norte y el Sur, que tradicionalmente han visto la Amazonía como despensa, algo denunciado en Puerto Maldonado por el Papa Francisco, que “apela por la defensa de las culturas y por la reapropiación de la herencia que viene con la sabiduría ancestral, la cual propone una manera de relación armoniosa entre la naturaleza y el Creador”.

En la declaración, se muestra el apoyo al documento final y los pueblos originarios se disponen en el post Sínodo a “caminar juntos con alegría, esperanza y mucha voluntad”. Eso se define en algunos aspectos que lleven a concretar la ecología integral “en la conciencia y en la acción, denunciando y enfrentando con valor la explotación ilimitada de la casa común y de sus habitantes”. Junto con eso, se piden experiencias que valoren las prácticas económicas de los pueblos amazónicos, “para cambiar este modelo de desarrollo extractivista y podamos vencer el cambio climático y la deforestación de la Amazonía”, insistiendo en “la importancia de las culturas, los conocimientos y la espiritualidad indígena para la conservación de la Amazonía”.

Finalmente, las organizaciones indígenas se muestran dispuestas a “acompañar a la Iglesia en la conversión ecológica, espiritual y económica para que la Iglesia sea la que necesitamos hoy”. También destacan la importancia del trabajo de la REPAM, de quien esperan que “siga coordinado los procesos de articulación y encuentros en estos nuevos caminos necesarios”. La asamblea sinodal ha sido momento para que la COICA continúe “con la esperanza intacta, en la prevalencia de la humanidad frente al azote de egoísmo y avaricia que pone en peligro nuestra casa común”.

_________________________
Fuente: www.religiondigital.org

Corresponsal de Religión Digital en Brasil.