Mons. Rafael Cob: “Tenemos que hacer escuchar las voces de los que sufren y ven vulnerados sus derechos”

Asumió como presidente de la REPAM “para seguir sirviendo a la Iglesia en la Amazonía” (…) “El amor a la selva nos lleva a defender la vida de esta tierra, regalo de Dios para el mundo”.

La Red Eclesial Panamazónica, REPAM, publicó el amplio discurso de su nuevo presidente, monseñor Rafael Cob, quien asumió oficialmente el cargo el pasado 9 de agosto. Componen ahora la nueva presidencia, los vicepresidentes monseñor David Martínez de Aguirre, la hermana carmelita de Lima Conceição y la señora Jesica Patiachi.

SALUDO FRATERNO A TODOS LOS QUE CONFORMAN LA REPAM

En su saludo, monseñor Cob, comenzó dirigiéndose a su antecesor en el cargo, su “amigo de camino desde la fundación de la REPAM”, el cardenal Pedro Barreto, “trabajador infatigable en favor de la Amazonía”. También saludó a la secretaría general en Manaos, es decir, al hermano João Gutemberg, a Rodrigo Fadul y a los demás miembros. De la misma manera nombró a cuantos estaban conectados desde los países que forman la REPAM, a saber: Brasil, Venezuela, Colombia, Bolivia, Perú, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa y Surinam. Y a cuantos conectados desde los diversos países, compartiendo su “ideal común de defender la vida de nuestra Amazonía y de los pueblos que la habitamos”.

PALABRAS DE MONSEÑOR RAFAEL COB, NUEVO PRESIDENTE DE LA REPAM

Sin olvidar al vicariato de Puyo, donde sembraron “la semilla de la REPAM”, y a las instituciones fundantes, es decir, el CELAM, que preside monseñor Miguel Cabrejos; la CLAR de los religiosos y religiosas que preside la hermana Liliana Franco; el SELACC–Cáritas, que preside monseñor José Luis Azuaje; y la Comisión Episcopal para la Amazonía, de la CNBB, de Brasil, monseñor Cob saludó a todos los que en este camino de ocho años “han dejado huella profunda con su testimonio y entrega generosa”, como Mauricio López, con quien comparten los pasos de la primera etapa del camino.

SE HACE CAMINO AL ANDAR

En su discurso, monseñor Cob afirmó que tras “un serio discernimiento”, fue elegido presidente de esta Red “para seguir sirviendo a la Iglesia en la Amazonía” y explicó:

“Como humilde obrero en la viña del Señor, acepto este encargo consciente de que necesitamos el Espíritu que hoy guía nuestra Iglesia, la ayuda de mis hermanas y hermanos que conformamos la presidencia y la ayuda fraterna de todos ustedes que hoy nos escuchan”.

AGRADECIMIENTOS

Tras un pensamiento de agradecimiento “al Dios providente de la vida”, monseñor Cob dirigió su recuerdo a quien “desde el cielo nos contempla, el cardenal Claudio Humes, al que en este día recordamos a un mes de su pascua y partida al cielo”. De la misma manera, el nuevo presidente dio las gracias “al Papa Francisco, impulsor de este camino renovador en la Iglesia, que supo ver en la REPAM el instrumento providencial suscitado por el Espíritu para llevar adelante este proyecto sinodal para la Iglesia Universal”.

“Desde el cielo nos contempla, el cardenal Claudio Humes, al que en este día recordamos a un mes de su pascua y partida al cielo”.

CON EL PAPA FRANCISCO

“Avanzamos remando juntos en la misma barca hacia aguas más profundas, leyendo los signos de los tiempos para responder a los desafíos presentes de nuestra realidad”.

DESAFÍOS DE LA RED

En esta ocasión, el nuevo presidente compartió los desafíos en los que cree que deberán trabajar, sin olvidar que “la respuesta a todo desafío es el amor, un amor que se desborda, como es el amor de Dios en su misericordia, la cual debemos imitar y vivir”.

SABER ESCUCHAR Y CONTEMPLAR

“Estamos en un mundo en que nos cuesta contemplar. Si contemplar es más que ver y escuchar, es más que oír y pensar, es más que razonar, nuestro primer desafío es saber contemplar y escuchar, afinar nuestro oído a las voces que suenan con fuerza a nuestro alrededor reclamando ser escuchados”.

Explicó que “el derecho a ser escuchados es, sin duda, una necesidad cada día más urgente en medio de nuestro mundo que tantas veces se hace el sordo o se vuelve indiferente ante las voces de los que sufren y ven vulnerados sus derechos”. Y destacó:

“El mundo necesita armonía, humanizar nuestra sociedad, donde todos nos necesitamos, nuestra tierra necesita de nuestro cuidado y nosotros necesitamos de esta tierra”.

RAZONAR CON LA CABEZA Y CON EL CORAZÓN

Pidió, además, actuar “como el buen samaritano, que no se contentó con mirar al que estaba caído en el camino, sino que al contemplar lo que ve, actúa, se compadece y se solidariza con el necesitado”. Y exhortó a dejar “que el corazón y el sentimiento se trasforme en caridad y amor a esta tierra, nuestro hogar. Ese amor nos llevará a un actuar diferente del que solo se deja llevar por la codicia de acumular riquezas, de aquel que ve la Amazonía como una despensa inagotable donde extraer para sí, sin pensar en las consecuencias negativas para los demás”.

“El amor a la selva nos lleva a defender la vida de esta tierra, regalo de Dios para el mundo”.

IDENTIDAD DE LA REPAM

Cabe destacar que la REPAM nació como red para ser ese cauce de vida, articulando todos esas aportaciones solidarias que, desde diferentes mentes y corazones, se trasforma en fuerza y fortaleza para luchar por la justicia y la vida de nuestra casa común. De ahí que:

“Defender la identidad de esta red se convierte en desafío permanente para seguir caminando juntos, por el camino sinodal de un pueblo que camina unido, con un horizonte común y movidos por un mismo espíritu”.

COMUNIÓN E INTEGRACIÓN

Otro desafío será fortalecer la comunión e integración como Iglesia a las conferencias episcopales de sus países amazónicos en una causa común. Apostarán por abrir nuevos caminos de evangelización y construir una pastoral de conjunto en la que la naciente institución CEAMA (la Conferencia Eclesial de la Amazonía), fruto del Sínodo Amazónico, con la que harán camino compartido para responder a los desafíos pastorales de nuestras jóvenes comunidades que necesitan la vida en plenitud.

“SEGUIR SOÑANDO JUNTOS COMO PIDE EL PAPA”

Invitó además a “seguir soñando, como nos pide nuestro Papa Francisco en su exhortación Querida Amazonía. “Soñar juntos con una Iglesia con rostro amazónica, inculturada y encarnada. Soñar con una Iglesia donde los pobres sean escuchados en sus justos reclamos. Soñar con una ecología integral vivida como respuesta urgente para el equilibrio climático”.

“Soñar juntos con una Iglesia con rostro amazónica, inculturada y encarnada. Soñar con una Iglesia donde los pobres sean escuchados en sus justos reclamos”.

PROTAGONISMO DE LAS MUJERES

Sin olvidar “el protagonismo de las mujeres líderes en nuestra Amazonía, a nivel social y a nivel pastoral en la Iglesia”, monseñor Con agradeció a la vicepresidencia de las mujeres en la REPAM, animándola a seguir “fortaleciendo y valorando su servicio eclesial, que con su creatividad e intuición cooperan en la renovación de una Iglesia más misionera, fraterna y sinodal”.

SÍNODO SOBRE LA SINODALIDAD

Por último, recordó que la Iglesia católica, convocada por el Papa Francisco, “se prepara para un acontecimiento trascendental para la vida de la Iglesia como pueblo de Dios: un Sínodo sobre la Sinodalidad”. Afirmó al respecto que “la REPAM, en el Sínodo Amazónico, ha sido y es ejemplo y referente de una metodología sinodal”. De ahí su declaración:

“Seguiremos colaborando y sembrando para cosechar los frutos que Dios desea. Guiados por el Espíritu y siendo dóciles a su inspiración, seamos eficaz instrumento eclesial. Todo ello acompañado de una mística y espiritualidad, donde se sustente nuestro trabajo”.

Y concluyó invocando a María, Reina de la Amazonía, como Madre, a fin de que los acompañe en su caminar en esta nueva etapa que iniciamos con el Plan pastoral de la REPAM 2022-2024.


Fuente: www.religiondigital.org

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0