Monseñor Rolando Álvarez: “Los nicaragüenses somos un pueblo que ora y camina”

El obispo de Matagalpa fue atacado hace unos días por un grupo armado.

Religión Digital

23 julio, 2019, 1:35 pm
3 mins

La peregrinación del Divino Niño al Santuario de Matagalpa, celebrada el domingo 21 de julio, fue muy concurrida. Dirigido por el obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, durante los 15 kilómetros del recorrido, los fieles oraron, cantaron y escucharon las reflexiones. Con banderas del Vaticano y Nicaragua, grupos de diferentes partes del país han escaneado en voz alta frases como esta: “Rolando, amigo, el pueblo está contigo”. De esta manera, los católicos y todos los presentes querían expresar su solidaridad con el Obispo que fue atacado hace algunos días por un grupo de personas armadas mientras terminaba su visita pastoral a la comunidad de Terrabona. Luego, los fieles y otros ciudadanos de Terrabona intervinieron para salvar al obispo de la agresión.

Mientras lideraba la peregrinación, el obispo Álvarez comentó: “Vamos a peregrinar como una señal de penitencia y estamos orando. Rezando por Nicaragua, porque somos un pueblo que ora, un pueblo que camina, que no se detiene. Somos un pueblo que no permite que otros construyan nuestra sociedad para nosotros. Somos un pueblo que cree en la paz y la justicia, en el desarrollo y en la democracia. Por eso este pueblo quiere vivir en la justicia social, tener un verdadero desarrollo humano”, enfatizó el obispo.

Al escuchar la voz de los diferentes grupos, el obispo Álvarez comentó: “En esta peregrinación no solo estamos los católicos, también participan las personas que quieren la verdad. Católicos, cristianos, evangélicos, creyentes, e incluso no creyentes. Miembros de un pueblo que respeta la tradición, caminan juntos buscando la verdad”.

La situación en el país parece estar en un callejón sin salida: el sábado 20 de julio, el grupo de oposición Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia criticó duramente la posición del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de cerrar las puertas a las negociaciones para resolver pacíficamente la situación de grave crisis sociopolítica: “Con el cierre de la negociación, el régimen solo tendría la opción de aislar a Nicaragua del mundo y la reanudación de la crisis social y económica”, dijo en un comunicado.

La Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) declaró a fines de junio que el gobierno y la oposición deben reiniciar las negociaciones “de buena fe” para encontrar una salida a la crisis que ha dejado a cientos de personas muertas en quince meses, y se otorgó un período de 75 días para analizar la situación en Nicaragua. (RD/Agencias)

_________________________
Fuente: www.religiondigital.org

Medio de comunicación online. Información religiosa de España y del mundo.