Nigeria: El Servicio Jesuita a Refugiados forma a docentes afectados por Boko Haram

Más de 547 docentes han sido asesinados desde que comenzó la insurgencia.

Servicio Jesuita a Refugiados

07 octubre, 2020, 3:54 pm
4 mins

Desde julio de 2016, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Nigeria ha estado desarrollando su nuevo programa de formación de docentes. Este está incluido dentro del Programa de Aprendizaje Acelerado (ALP) del JRS, cuyo objetivo es ayudar a niñas y niños sin escuela, afectados por la insurgencia de Boko Haram, a integrarse en el sistema escolar oficial.

Boko Haram, uno de los grupos terroristas más letales del mundo, es el autor de ataques extremistas en nombre del islam en el noreste de Nigeria desde hace más de una década, provocando el desplazamiento de más de dos millones de personas según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Los equipamientos educativos han sido, de hecho, uno de los principales objetivos del grupo, provocando un grave abandono escolar en el país y frenando el Plan Estratégico del Ministerio Federal de Educación (2018-2020) cuyo objetivo era acabar con el analfabetismo en Nigeria en 2025. En el noreste, donde el JRS apoya a las víctimas de Boko Haram, desde 2018, casi un millón de niños están sin escuela. Lamentablemente, más de 547 docentes han sido asesinados desde que comenzó la insurgencia, según informa el Sindicato Nacional de Maestros (NUT, por sus siglas en inglés).

Debido a esta urgente necesidad de educación, el Programa de Formación Docente del JRS se ha enfocado en una mejora de la alfabetización, las matemáticas y las habilidades para la vida de 17 jefes de estudio que participan en el ALP en cinco Áreas de Gobierno Local de los estados de Borno y Adamawa.

A lo largo de la formación, se introduce a los profesores a la alfabetización, las matemáticas, el concepto de sílabas, fonología y fonética, medición y gestión de datos, el impacto de los juegos en la enseñanza y el aprendizaje social y emocional, entre otras materias. Los profesores en formación también reciben materiales de formación en sus escuelas, proporcionados con el apoyo de Misiones Jesuitas.

“Esta capacitación y el Proyecto ALP que proponemos ayudarán a mi comunidad a recuperarse de los daños en las escuelas y de la falta de acceso a la educación”, dice Augustine Daku, jefa de estudios de la escuela primaria en el Área de Gobierno Local de Gulak, en el estado de Adamawa. “Las nuevas metodologías que ofrece el programa de capacitación también nos ayudarán a mejorar la forma en que aprenden nuestros estudiantes”, continuó diciendo.

Las dos escuelas incluidas en el programa de formación de profesores se convirtieron en objetivo de Boko Haram por promover la educación occidental. “Mi comunidad está entre las afectadas por la insurgencia, algunos de nuestros estudiantes están traumatizados y tienen miedo de volver a clase; algunos de ellos se han quedado sin hogar”, dice Musa Audu, director de una escuela de la comunidad de Azare en el Área de Gobierno Local de Hawul, en el estado de Borno.

Otra participante de la capacitación y directora de primaria de Watu, en el estado de Adamawa, Elizabeth Wafa, dijo: “Esta capacitación dará la oportunidad de aprender tanto a docentes como a estudiantes que se han visto afectados por el cierre de las escuelas”.

_________________________
Fuente: https://jrs.net/es

El Servicio Jesuita a Refugiados es una organización católica internacional que trabaja en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos.