Obispo Juan Ignacio González hace un llamado a la solidaridad en el Día del Trabajo

“Somos conscientes de que vivimos tiempos muy difíciles, especialmente para quienes viven de su trabajo. Muchos hermanos y hermanas nuestras quedarán sin su fuente laboral y la hora de la caridad y la solidaridad tocará las puertas de todos nosotros”, precisó en un saludo que envió a los trabajadores y trabajadoras en su día.

Juan Ignacio González Errázuriz

30 abril, 2020, 2:21 pm
4 mins

Recordando a quienes han quedado sin trabajo o quedarán si él a causa de la crisis de salud de vive el país, el obispo de San Bernardo y administrador apostólico de Rancagua, Juan Ignacio González, envió un saludo en el Día Internacional del Trabajo, Fiesta de San José Obrero.

“Al recordar a todos los trabajadores de nuestra Patria pido a cada uno vivir una generosidad fuerte con quienes puedan sufrir por estas circunstancias, colaborando en las campañas para poder llegar en ayuda de estas personas y sus familias”, señaló en su mensaje.

Además, indicó que celebrará una misa por el Día del Trabajo el viernes 1 de mayo a las 12 horas, la que será transmitida por el canal de televisión ISB y se puede seguir en http://www.canalisb.cl/

Los invitamos a leer el texto completo del mensaje.

SALUDO A LOS TRABAJADORES EN EL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO
FIESTA DE SAN JOSÉ OBRERO

En aquel tiempo, viniendo Jesús a su patria, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que decían maravillados: «¿De dónde le viene a este esa sabiduría y esos milagros? ¿No es este el hijo del carpintero?” (Mt 13,54-55).

Queridos hermanos y hermanas:

En el Día Internacional del Trabajo, teniendo como trasfondo estas palabras del Evangelio, quiero enviar un saludo afectuoso a todos aquellos que día a día sacan adelante su familia y la nación con su trabajo esforzado, silencioso y constante.

El trabajo, como nos enseña la Iglesia, es la vocación original del hombre, tal como lo manifiesta el libro del Génesis, en el cual se nos enseña que Dios creador nos entregó la tierra para que la cultiváramos, para trabajarla y custodiarla (Gen, 2.15) transformándola en nuestra Casa Común, la residencia en la tierra de todos.

Somos conscientes de que vivimos tiempos muy difíciles, especialmente, para quienes viven de su trabajo. Muchos hermanos y hermanas nuestras quedarán sin su fuente laboral y la hora de la caridad y la solidaridad tocará las puertas de todos nosotros. Al recordar a todos los trabajadores de nuestra Patria, pido a cada uno vivir una generosidad fuerte con quienes puedan sufrir por estas circunstancias, colaborando en las campañas para poder llegar en ayuda de estas personas y sus familias.

Envío a cada uno de ustedes el saludo cercano y solidario de su Obispo, recordando que el Señor Jesús vivió treinta años de su vida como un trabajador más entre los hijos de Israel y con ello nos enseñó la inmensa dignidad del trabajo. Pido a todos, especialmente a las autoridades, las organizaciones de los trabajadores etc., que hagan cuanto esté de su mano para que este momento difícil sea aliviado con medidas oportunas y suficientes. Encomiendo a todos a San José, trabajador incansable en el servicio al plan de Dios para la humanidad.

+Juan Ignacio González Errázuriz
Obispo de San Bernardo
Administrador Apostólico de Rancagua

_________________________
Fuente: Comunicaciones Rancagua / www.iglesia.cl

Obispo de San Bernardo. Administrador Apostólico de Rancagua.