P. Arturo Sosa, Prepósito General jesuita: “un desafío para la Compañía de Jesús es la reconciliación”

Con motivo de la festividad de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús y maestro de los Ejercicios Espirituales, el jesuita Guillermo Ortiz entrevista al padre Arturo Sosa, Superior General de la Compañía de Jesús, quien reflexiona sobre algunos de los desafíos centrados en el tema de la reconciliación, que propone el Papa Francisco a la Iglesia y la Dirección General a todos los jesuitas del mundo.

Guillermo Ortiz sj

02 Agosto, 2017, 10:57 am
4 mins

Al respecto, dice el padre Sosa: “Por un lado somos retados a encontrar nuestra mejor contribución a las tres dimensiones del único Ministerio de la Reconciliación que define la misión de la Iglesia y de la Compañía de Jesús, como la ha formulado la Congregación General 36 el año pasado”, explica. “Reconciliación con Dios, reconciliación entre los seres humanos y reconciliación con el medio ambiente. Sentirnos, por tanto, colaboradores de la misión de Cristo que es la razón de ser de la Iglesia de la que somos parte, partiendo de la fe, fruto del encuentro personal de cada uno con Dios”.

“El Dios Uno y Trino sigue actuando en la historia humana”, continúa diciendo el Superior de los jesuitas, “por ello el primer gran desafío es percibir dónde y cómo trabaja Dios hoy en la historia y así poder contribuir con lo que Él hace para reconciliar a estas tres dimensiones entre sí: el mundo, los seres humanos y la naturaleza que les rodea”.

En cuanto al segundo desafío, el P. Sosa se centra en la necesidad de “desarrollar la capacidad de diálogo entre las culturas y las religiones”. “La Compañía de Jesús es, gracias a Dios, un cuerpo multicultural, lo que le permite sentirse reflejo de la diversidad cultural propia de la humanidad creada a imagen y semejanza del Dios Uno y Trino”, añade nuestro entrevistado, resaltando que Dios es también “variedad y diversidad”; y ahí reside la importancia de contribuir al refuerzo de la interculturalidad como “el camino hacia la conciencia de universalidad del ser humano, que comienza con un reconocimiento de la diversidad cultural como un don de Dios”.

Y como prueba de ese “camino hacia la interculturalidad” que conlleva también a una “mayor unidad entre las religiones”, el religioso cuenta la reciente experiencia de su visita a Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo, donde tuvo la oportunidad de reunirse con un grupo de intelectuales musulmanes y dialogar sobre las posibilidad de encontrarse en la tarea de renovar la fe de la gente como el motor para el entendimiento y la convivencia fecunda entre creyentes de confesiones diversas”.

Otro de los puntos tratados en esta charla fue el tema de la conversión institucional, que tal y como cuenta el padre Sosa, consiste en “ser capaces de adaptar y recrear nuestras instituciones poniéndolas al servicio de la situación actual del mundo, y no quedarnos en modelos de instituciones que son monumentos al pasado”.

Para terminar, el Superior General de origen venezolano, dedica unas palabras a su pueblo que actualmente atraviesa una compleja crisis social y económica marcada por tensos enfrentamientos de violencia. “Quisiera unir mi voz a la posición de los obispos y jesuitas de Venezuela que están teniendo una participación testimonial muy importante en este momento, quienes fundamentalmente tratan de compartir el sufrimiento de la mayoría de la gente, que busca el acceso a las condiciones más elementales de la vida: alimentación, salud, educación, justicia y seguridad”, puntualizó. (SL-RV)

________________________
Fuente: http://es.radiovaticana.va

Jesuita. Escribe para Reflexiones en Frontera, Radio Vaticana.