Parlamento Europeo premiará a director del Servicio Jesuita a Refugiados – Sudeste de Europa

“Nuestra obra se basa en los valores del Evangelio. Creo que estar abierto a los demás y a los diferentes es un desafío para todas las personas, independientemente de su fe. Las palabras de Cristo solo pueden ayudarnos a optar por esa amplitud de miras”, dice el galardonado, Tvrtko Barun sj.

Servicio Jesuita a Refugiados

18 Julio, 2017, 10:26 am
3 mins

El director del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) para el Sudeste de Europa, Tvrtko Barun sj, es uno de los ganadores del Premio Ciudadano Europeo de este año.

Desde 2008, el Parlamento Europeo ha concedido este prestigioso galardón a personas o grupos que se han distinguido en la promoción de los valores comunes europeos. Los candidatos son personas que han destacado por su compromiso para facilitar el entendimiento entre los ciudadanos de los Estados miembros o por promover la cooperación transnacional. La ceremonia principal para los laureados tendrá lugar en Bruselas, el miércoles 11 de octubre de 2017.

Barun fue galardonado por sus esfuerzos e implicación en favor de la causa de los refugiados. Se trata de un sacerdote de 33 años que, tras graduarse en filosofía por la Facultad de Filosofía de la Compañía de Jesús en Zagreb, cursó teología en el Centro Sèvres – Faculté jésuite de París, donde se hizo experto en espiritualidad. Por otro lado, aparte de dirigir el SJR en el Sudeste de Europa, es capellán de la Comunidad Católica Internacional de Zagreb.

Reflexionando sobre el carácter humanitario de la congregación jesuita, Barun enfatiza lo siguiente: “Nuestra obra se basa en los valores del Evangelio. Creo que estar abierto a los demás y a los diferentes es un desafío para todas las personas, independientemente de su fe. Las palabras de Cristo solo pueden ayudarnos a optar por esa amplitud de miras”.

También destaca que hay que ayudar a los refugiados porque viven en una lucha por la justicia, y la fe en Jesucristo es una fe que requiere justicia. Mediante su trabajo, Barun enseña a otros cómo el amor por los necesitados es crucial para la paz y el progreso de la sociedad. Él cree que abrirse a los demás puede ser un reto para las personas, pero aceptar a alguien que es diferente solo puede ser para un bien mayor. Aceptar lo desconocido y reconocer lo bueno en otros, nos enriquece con su diversidad. Nos permitirá buscar y encontrar la persona de Dios en las personas necesitadas.

Dubravka Šuica, miembro del Parlamento Europeo por Croacia, expresó su satisfacción por el premio: “Me complace que el Premio Ciudadano Europeo reconozca la labor y los valores que el SJR defiende y transmite. La solidaridad y el respeto de la dignidad humana son valores en los que se fundamenta la Europa moderna”.

______________________
Fuente: http://es.jrs.net

El Servicio Jesuita a Refugiados es una organización católica internacional que trabaja en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos.