Primer encuentro de preparación a la Tercera Asamblea Eclesial Nacional

El viernes 2 de septiembre se realizó el encuentro de quienes están siendo convocados desde las diócesis y comisiones nacionales a participar de la Asamblea Eclesial Nacional.

Más de trescientas personas —entre participantes, secretarios y equipos de trabajo— se conectaron vía remota para conocer más de este hito del camino sinodal en curso, que tiene como una característica el trabajo previo en comunidades.

En la reunión se recordó a los participantes que esta asamblea se enmarca en una tradición pastoral, que inició en 2007 y se volvió a experimentar en 2013. Sin embargo, también se relevó que esta asamblea, a diferencia de las anteriores, tiene un origen y un proceso que se ha ido viviendo de manera distinta. Es por eso que trayendo a la memoria la Carta de Francisco al Pueblo de Dios que peregrina en Chile, se destacó que la asamblea busca avanzar en el llamado hecho por el Papa en 2018 a ser una Iglesia en salida que se deje ayudar e interpelar para dar los pasos necesarios para una renovación y conversión eclesial que sea sana y a largo plazo.

IGLESIA PROFÉTICA, SINODAL Y ESPERANZADORA

También se dio cuenta que la asamblea tendrá como grandes insumos el camino de discernimiento recorrido por el pueblo de Dios desde entonces, entre ellos: el “Informe de sistematización” que recogió más de seis mil opiniones del proceso de escucha y discernimiento desarrollado en 2019, los documentos “Integridad en el Servicio Eclesial”, “Frecuentemos el Futuro”, los aportes de Chile para la Asamblea Latinoamericana, así como los informes diocesanos y de los obispos para el Sínodo sobre la sinodalidad.

En todo este proceso se ha podido ir profundizando en la necesidad de asumir el desafío de avanzar en relaciones más evangélicas y estructuras sinodales. Al respecto, el secretario pastoral de la Conferencia Episcopal, Renzo Ramelli, señaló que la asamblea quiere ser “un espacio de diálogo, escucha y consolidación de las búsquedas de renovación fruto de un largo camino sinodal de discernimiento que se inició en 2018 a raíz de la crisis de los abusos y sobre los cuales las comunidades han expresado un sentir compartido respecto de los cambios que tenemos que asumir”, todo en ello para avanzar —como también lo expresó el Papa en su carta a la Iglesia en Chile— hacia una “Iglesia cada día más sinodal, profética y esperanzadora”. Es así como cada jornada de la asamblea, que se desarrollará entre el 7 al 9 de octubre en Santiago, será motivada desde esos conceptos, con un fuerte llamado a hacer de dicho encuentro, una experiencia en el Espíritu. Para ello se conformarán comunidades que se conocerán antes de la asamblea.

En todo este proceso se ha podido ir profundizando en la necesidad de asumir el desafío de avanzar en relaciones más evangélicas y estructuras sinodales

Finalmente, se vieron cuestiones prácticas respecto a la inscripción de los participantes y se hizo una revisión general de los horarios de la asamblea. Próximamente la Secretaria Pastoral de la CECh convocará a nuevos encuentros previos de manera de ir conformando las comunidades.

—Mantente informado del camino hacia la Tercera Asamblea Eclesial en www.asambleaeclesial.cl


Fuente: Comunicaciones CECh, www.iglesia.cl / Imagen: Iglesia.cl

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0