Revista Mensaje N° 698: «Cómo será el mundo en el 2040»

Los servicios de inteligencia de EE.UU. entregaron un informe sobre las tendencias que podrían marcar las próximas dos décadas, advirtiendo que el mundo carece de dirección, atraviesa por circunstancias caóticas y las reglas y las instituciones son frecuentemente ignoradas.

Raúl Sohr

12 mayo, 2021, 1:41 pm
18 mins

El secreto de los ancestrales oráculos griegos radicaba en la redacción del vaticinio. Según la puntuación, variaba el sentido de lo que esperaba a quien consultaba. Así, cada cual podía hacer su propia lectura según su inclinación. Desde antiguo, pronosticar qué aguarda a los mortales es un cometido azaroso. Y es la tarea que acomete cada cuatro años el National Intelligence Council de Estados Unidos. Su séptimo informe desde 1997, en los cuales la CIA juega un rol predominante, es titulado: “Tendencias globales 2040: un mundo más disputado” (Global Trends 2040. A more contested world). En él los servicios de inteligencia estadounidenses buscan aportar un marco analítico para los tomadores de decisión. Con la sabiduría de un oráculo se abstiene de predicciones específicas y apunta, en cambio, a las grandes tendencias que regirán al mundo en ruta al par de décadas venideras. Los autores advierten: “Antes que intentar predecir dónde estaremos en veinte años —algo que es imposible sin disponer de una muy precisa bola de cristal— los esfuerzos están orientados a alertar a los líderes sobre la dirección en que puede marchar el mundo e información sobre las tendencias gruesas que lo perfilarán”.

El informe advierte que la pandemia de Covid-19, que ataca al grueso de las sociedades, dejará huellas profundas. Señala que “es la disrupción global más significativa desde la Segunda Guerra Mundial”. La enfermedad ha fomentado divisiones sociales, ha acelerado cambios en curso en estilos de vida y ha colocado a numerosos gobiernos bajo la lupa en cuanto a su capacidad para gestionar la crisis. En el informe anterior, de 2017, los servicios de inteligencia ya advertían la probabilidad de una “pandemia global para el 2023” que, entre otras consecuencias, reduciría en forma drástica los viajes a nivel mundial. En realidad, el pronóstico era optimista, dado que las grandes epidemias ocurren cada veinte a treinta años y en 2017, año del informe, ya habían transcurrido más de cuarenta. Entonces ya se aconsejaba crear un gran fondo para reaccionar con la mayor celeridad posible. Como se ha observado, cuanto antes es aislado el patógeno, menor será su impacto. Pero como ocurrió en la ciudad china de Wuhan, donde debutó el mal, las autoridades locales vacilaron en dar la alarma por temor a la reacción del poder central.

Los autores del informe señalan que la pandemia en curso “ha recordado al mundo su fragilidad y ha demostrado los riesgos inherentes de la interdependencia”. Además, admiten que han sido “sacudidas viejas presunciones sobre la resiliencia y la adaptación, que han abierto nuevas incertidumbres sobre la economía, la gobernanza”, en tanto “el sistema internacional está mal equipado para enfrentar desafíos globales”. Se han profundizado divisiones existentes a la par de acelerar importantes cambios con serios alcances para la salud, la economía y la seguridad. El diagnóstico es categórico: el mundo carece de dirección, atraviesa por circunstancias a veces caóticas, las reglas internacionales y las instituciones son muy a menudo ignoradas. Los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) están afectados por un lento crecimiento económico, aumento de las divisiones societales y la parálisis política. China aprovecha las dificultades de Occidente para acrecentar su influencia internacional.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Sociólogo, periodista y analista internacional especializado en temas de seguridad y defensa. Estudios superiores en la U. de Chile, U. de París y London School of Economics. Autor de diversos libros sobre materias internacionales. Escribe para Revista Mensaje.