Revista Mensaje N° 702. «La lucha entre el trazo y la mancha»

El Centro Cultural La Moneda presenta “Grabado: Hecho en Chile”, una exposición que reúne 203 obras y que destaca episodios y a artistas significativos para el desarrollo de esa disciplina en nuestro país.

Jazmín Lolas E.

21 septiembre, 2021, 1:13 pm
7 mins

Consistente en pliegos donde los poetas comentaban en décimas temas de interés comunitario, la “Lira Popular” circuló en las ciudades de Chile entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del XX y tuvo como principales compradores a obreros, empleadas, cocineras y campesinos que transitaban por plazas y mercados. Además de los acontecimientos narrados —que podían ser tanto de índole político-social como policial—, esas páginas sueltas atraían a su público también por las ilustraciones que acompañaban los relatos.

La “Lira Popular” se sirvió del grabado para su masificación y esa condición la ha convertido en uno de los pilares de la muestra sobre esa disciplina que presenta actualmente el Centro Cultural La Moneda. Desplegada en la Sala Andes del recinto, la exposición reúne 203 piezas y ha sido estructurada en dos partes por su curador, Justo Pastor Mellado.

La primera es el punto base de la exhibición y considera manifestaciones y autores fundamentales en el desarrollo de esta técnica en el país. Además de la mencionada “Lira Popular”, este núcleo histórico incluye el trabajo que el xilógrafo Carlos Hermosilla realizó entre los años treinta y cincuenta —periodo en el que colaboró en la difusión de la obra de poetas como Pablo de Rokha, a cuyos libros aportaba con ilustraciones— y también imágenes de una experiencia impulsada por el Premio Nacional Eduardo Vilches en los setenta, cuando realizó talleres de grabado para niños de poblaciones capitalinas.

En la segunda parte, en tanto, se exponen propuestas de cinco autores de Santiago, Valparaíso, Chillán y Temuco. Esta selección, que ha buscado destacar una producción regional que no ha sido suficientemente estudiada por la academia, según Mellado, consta de obras pertenecientes a Virginia Errázuriz, Beatriz Leyton, Virginia Vizcaíno, Lorena Villablanca y Daniel Lagos.

“La exposición se podría haber llamado Mesopotamia, pero nadie hubiera entendido nada”, dice Mellado en referencia al título del montaje, cuyo nombre es simple: “Grabado: Hecho en Chile”. Pero la alusión del curador a esa zona de Oriente Próximo donde se formaron las primeras civilizaciones sí es pertinente a la muestra: “Ahí ocurren algunas cuestiones fundamentales en la historia del hombre, como el nacimiento de las ciudades, de la agricultura y de la escritura. Esta exposición tiene que ver con la invención de la escritura, con los orígenes del trazo en Chile y el comienzo de la lucha entre el trazo y la mancha. Se podría haber llamado Mesopotamia, porque se trata de la invención de una marca”, explica.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Escribe habitualmente para la sección “Cultura” de Revista Mensaje.