Revista Mensaje N º 696: «Lideresas al estilo ignaciano»

Tres directoras de instituciones vinculadas a la Compañía de Jesús fueron destacadas en la tradicional selección de Cien Mujeres Líderes 2020, en la categoría de “obras sociales”, realizada por El Mercurio.

Paz Escárate Cortés

04 febrero, 2021, 1:46 pm

Eduardo Silva S.J.

04 febrero, 2021, 1:46 pm
17 mins

LILIANA CORTÉS: “EL DERECHO A LA EDUCACIÓN NO ES SOLO AL CONOCIMIENTO”

Liliana Cortés (49), directora ejecutiva de Súmate del Hogar de Cristo, lleva ocho años a cargo de esta fundación que trabaja para que niños, niñas y adolescentes vulnerables que están fuera del colegio, recuperen su derecho a la educación. Cuentan con cinco escuelas y diversos programas socioeducativos, asumiendo una realidad que involucra a unos 187 mil jóvenes y que el Ministerio de Educación proyecta que aumentará en 80 mil más, debido a que el abandono escolar será otra de las lamentables consecuencias de la crisis que enfrentamos.

Pese a esto, Lili, como la conocen todos en el Hogar de Cristo, siente que esta emergencia sanitaria, social y económica ha sido de alguna extraña manera virtuosa: “La capacidad de reinvención de los profes, de distribuirse el trabajo y esforzarse por hacer los cambios necesarios, ha sido increíble. Han respondido de manera notable, lo mismo que las familias. Ahora los profesores, los alumnos y sus padres se conocen mucho más y mejor. Han descubierto sus respectivas realidades; los primeros saben a ciencia cierta cómo es el mundo del que vienen los niños, y los padres y apoderados han logrado ver cuál es la pega de los profes. A pesar de las dificultades, en este período ha habido algo positivo: se ha fortalecido el sentido de pertenencia y la escuela se ha valorizado. Por eso, los niños y jóvenes ansían volver”.

“Me impacta que, así como nadie dudó nunca de la importancia de contar con ventiladores mecánicos para salvar vidas en los hospitales, las autoridades duden de pasarle un computador a cada niño cuando eso es construir el futuro. El temor es que los estudiantes los usen para jugar…”.

“Para las escuelas de reingreso como las nuestras, la asistencia presencial a clases siempre ha sido un tema importante, porque muchos de los estudiantes trabajan o tienen otras responsabilidades y por eso se ausentan más que los de la educación regular. Implementar una plataforma virtual, poner todo el contenido dentro de una nube, puede ser una muy buena opción para ellos, combinada con clases presenciales… Hoy se habla de esos sistemas híbridos, de mayor flexibilidad, del valor de la contención y de fortalecer en los estudiantes las habilidades socioemocionales. ¡Por fin ya no hablamos solo del SIMCE, o de tal o cual ramo, sino que nos estamos dando cuenta del valor simbólico y relacional de la escuela, constatando que es un espacio clave para construir sociedad! Los niños hoy valoran de una nueva manera la escuela”.

La directora de Súmate cree que esto jamás lo habríamos descubierto de no ser por la pandemia. Y a eso se agrega el fortalecimiento de los vínculos que ha generado la crisis, el que todos hayamos percibido una genuina preocupación por el otro dentro de las comunidades escolares. Y lamenta que las subvenciones se sigan pagando por alumno sentado en la sala de clases, y no por estudiante matriculado: “El Ministerio asume que pagar por matrícula es inadmisible, porque elevaría los costos de manera extraordinaria, pero hay que estudiarlo. Hoy se necesita flexibilidad para entender las distintas realidades de los alumnos”.

Su anhelo para la nueva Constitución es que “reconozca la diversidad como un valor del país y que se abra a los distintos procesos que se vayan dando”. Respecto a la educación, el desafío es aún mayor pues en la Carta actual “está el derecho a elegir la educación, pero no el derecho a la educación”. Tal como lo plantea la Unesco, Liliana está convencida de que este es un derecho que se debe ejercer siempre: “Eso nos hace bien, porque no la circunscribe a la etapa escolar. Debiéramos garantizar que todas las personas que vivimos en Chile podamos, en distintos momentos, acceder a la educación en la medida en que lo vamos requiriendo a lo largo de la vida (…) Hay que profundizar esto, ya que no es solo conocimiento; son habilidades, cultura, recreación. Educación es ser parte de una sociedad que aprende de manera constante”.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Mamá, periodista y feligresa de la Parroquia La Anunciación, Santiago.
Rector, Universidad Alberto Hurtado.