Servicio Jesuita a Refugiados completa la Iniciativa de Educación Global y renueva su compromiso con la educación de refugiados

Ha aumentado y mejorado los espacios de aprendizaje seguros y estables para las niñas y los niños refugiados.

Servicio Jesuita a Refugiados

02 septiembre, 2020, 6:54 pm
5 mins

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) se siente feliz y agradecido al anunciar la finalización exitosa de su Iniciativa Global de Educación (GEI – por sus siglas en inglés).

El JRS puso en marcha la campaña de la GEI en 2015 para responder al desafío que nos puso el Papa Francisco: “Darle un asiento a un niño en la escuela es el mejor regalo que se le puede hacer”. Nuestro objetivo para finales de 2020 era que la cifra de personas atendidas en nuestros programas de educación y de medios de vida pasara de 150 mil a 250 mil, y recaudar 35 millones de dólares adicionales para esta labor y para el necesario fortalecimiento institucional. A fines de 2019, estábamos educando y capacitando a 359,175 personas en todo el mundo y ya habíamos recogido 41 millones de dólares para nuestros objetivos. ¡Gracias por ayudarnos a alcanzar nuestras metas un año antes!

Como misión de la Compañía de Jesús, el JRS cree en la educación. Dado que más de la mitad de todos los refugiados son niñas y niños, la educación de calidad es tan importante como la comida, la ropa y la vivienda. Con más de 16 millones de personas en condiciones de desplazamiento prolongado (cinco años o más), la educación no puede quedarse en una opción. La educación ofrece a las personas desplazadas por la fuerza acceso a la seguridad, la esperanza y las oportunidades económicas.

A través de la GEI, el JRS ha aumentado y mejorado los espacios de aprendizaje seguros y estables para las niñas y los niños refugiados. La GEI proporciona a los refugiados adultos herramientas con las que construir un futuro para sus familias y colaborar en el crecimiento y la estabilidad de sus comunidades.

Gracias al éxito de la GEI, el JRS ha impulsado diferentes iniciativas importantes:

— Un programa global de formación de profesores que fortalece las habilidades didácticas y ayuda a los y las docentes a crear entornos inclusivos en los que niñas y niños puedan desarrollar su potencial.
— Una unidad de educación con perspectiva de género centrada en aumentar el acceso de las niñas a la educación, partiendo de la experiencia de proyectos piloto en el Chad y Malaui.
— Becas que permiten a refugiados y personas desplazadas asistir a escuelas locales y en régimen de internado, fomentando la integración en sus comunidades.
— El programa Pathfinder del JRS que ofrece a los refugiados formación profesional y postsecundaria, incluyendo cursos de habilidades digitales y de otros medios de vida.
— Un programa de educación inclusiva para personas con necesidades especiales inspirado en un proyecto piloto para niñas y niños con necesidades especiales en el campamento de refugiados de Kakuma, Kenia.

Con estos importantes logros basados en la GEI, ya no podemos retroceder ante el desafiante ritmo que hemos establecido. Hay demasiado en juego. En este momento, casi 80 millones de personas se encuentran desplazadas en todo el mundo. La crisis del Covid-19 ha cerrado, retrasado e interrumpido las escuelas y la educación en todo el mundo. Las oportunidades educativas son más importantes que nunca; el JRS debe encontrar la manera de seguir acompañando tanto a jóvenes como a mayores, especialmente a aquellos a quienes la GEI abrió las puertas de la educación.

Gracias por su apoyo a esta iniciativa vital, y por favor siga caminando con nosotros acompañando a los estudiantes y maestros hacia el futuro.

_________________________
Fuente: https://jrs.net/es

El Servicio Jesuita a Refugiados es una organización católica internacional que trabaja en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos.