Servicio Jesuita a Refugiados premiado por su compromiso y defensa de los derechos de los refugiados

Por el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas.

Servicio Jesuita a Refugiados

27 mayo, 2020, 2:04 pm
3 mins

El Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) de la Universidad Pontificia Comillas —referente en la investigación y abordaje de la inmigración, asilo y movimientos migratorios— ha premiado al Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) —organización internacional católica cuya misión es acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados en todo el mundo— y a Jesús Blasco de Avellaneda, periodista muy comprometido con la defensa de los derechos fundamentales, de la libertad de prensa y de expresión, de los derechos y la dignidad de las personas más vulnerables.

En esta segunda edición, el Premio Padre Arrupe a los Derechos Humanos —entregado por el cardenal Michael Czerny sj, responsable de la Sección Migrantes y Refugiados del Vaticano— vuelve a reconocer el mérito a personas e instituciones que destaquen por su labor en la defensa y promoción de los Derechos Humanos en el ámbito de las migraciones y el refugio, y se consolida como uno de los galardones más importantes en el ámbito de las migraciones y los derechos humanos.

Para Tom Smolich sj, director internacional del JRS, “este premio que lleva el nombre del Padre Arrupe, que fundó hace 40 años con enorme visión el Servicio Jesuita a Refugiados, es un reconocimiento a todos los que, a lo largo de estas cuatro décadas, han servido, acompañado y defendido a los refugiados y desplazados, contribuyendo a que sus rostros sean visibles y sus voces sean escuchadas”. Por su parte, Blasco de Avellaneda destaca que “es un orgullo, una gran responsabilidad y un muy importante reconocimiento porque viene de una institución del mundo de la docencia y la investigación ligada a la Iglesia y porque se me otorga en la figura y el nombre del Padre Arrupe, que tanto significa para los que tenemos vocación de servir”.

El Padre Arrupe fue superior general de los jesuitas, pionero al denunciar el drama de los desplazados y refugiados, víctimas de un planeta que se convertía en aldea global. Fundó de 1980 el Servicio Jesuita a Refugiados, una institución que acompaña, ofrece servicios a refugiados y realiza labores de defensa de los derechos humanos en los cinco continentes.

Los galardones del II Premio Padre Arrupe a los Derechos Humanos fueron entregados en un webinar el 20 de mayo.

_________________________
Fuente: https://jrs.net

El Servicio Jesuita a Refugiados es una organización católica internacional que trabaja en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos.