Siria negocia con los países invasores la recuperación de su territorio

Si bien se trata de un Gobierno legítimo y soberano, se está negociando con Estados Unidos, Turquía, Israel y Jordania el control de las regiones orientales y meridionales.

Federico Berti

08 junio, 2018, 11:39 am
4 mins

En Siria los ejércitos de los países presentes en la zona están negociando el futuro del conflicto que allí se lleva a cabo. La tentativa es que en cada sector la única solución sea la militar, tanto en el suroeste como en la zona oriental, cerca de la frontera turca y en el norte del país. Damasco, en estos meses, ha recuperado el control del 60% del territorio, las zonas más pobladas, en particular los alrededores de la capital, que dan más seguridad a un área estratégica del país.

Si bien el ejército sirio está listo para liberar el suroeste de la presencia de rebeldes yihadistas a lo largo de la frontera israelí y jordana, las diplomacias de Rusia, Estados Unidos, Jordania e Israel negocian un acuerdo que contemple el retiro de las fuerzas de Irán y de Hezbolah —aliados de Siria y recelados por el gobierno israelí— a cambio de desmantelar las fuerzas rebeldes adiestradas en estos años en territorio jordano.

El acuerdo permitiría al Gobierno sirio volver a controlar una zona estratégica de su territorio, garantizando a los israelíes que sus aliados, que suman aproximadamente unos 18 mil efectivos, no estarán cerca de la frontera entre los dos países. Estados Unidos ya había anunciado su predisposición a impedir que fuesen atacados los rebeldes en el sur siriano. El acuerdo ya tiene luz verde de Moscú y de Washington. Israel ha dado muestras de su poder de iniciativa en caso de una presencia, cerca de sus fronteras, de fuerzas iraníes y milicias chiitas, que ya estarían retirándose. Su reacción podría recrudecer el conflicto que desde hace siete años se combate en territorio sirio. En definitiva, lo que ocurriría es que el Gobierno de Damasco recuperaría el control de la zona sur del país, pero sin la presencia de su ejército, teniendo garantizado que los rebeldes dejarán de pelear.

En la zona oriental del país, en cambio, el problema es constituido por las fuerzas kurdas que, con el apoyo de los Estados Unidos, han ocupado una franja de territorio cercana a la frontera turca durante la lucha contra el Estado Islámico. La perspectiva es que se pueda constituir una región autónoma de administración kurda. Sin embargo, esa perspectiva incomoda al Gobierno de Turquía, que no desea la presencia de una autonomía kurda cerca de su frontera, pues eso podría fomentar los reclamos independentistas de los kurdos turcos. Por eso, una fuerza turca ha penetrado en Siria y controla una franja de territorio. Rusia ha logrado entablar un diálogo con el Gobierno turco, y eso puede que termine en un acuerdo que traicione las aspiraciones kurdas en Siria. Asimismo, también los contactos entre Turquía y Estados Unidos podrían redundar en un acuerdo que no contemple el autonomismo kurdo en esa zona.

Finalmente, se anuncia en la región de Idlib, en el noroeste, donde se han trasladado los restantes grupos rebeldes derrotados en el resto del país, la formación de una nueva coalición que habría reunido unos 30 mil milicianos. En el futuro podría ser también este un sector del conflicto que ocuparía al ejército sirio en la tentativa de recuperar el control de todo su territorio.

_________________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar

Escribe para revista Ciudad Nueva de Argentina.