Sri Lanka y Libia, llamamiento del Papa a no ignorar el clamor de los pobres

Tras el rezo del Ángelus mariano, Francisco se unió al dolor de estos pueblos, que viven una gran inestabilidad política y económica.

Luego de la oración mariana, el Papa se unió al dolor del pueblo de Sri Lanka, “que sigue sufriendo los efectos de la inestabilidad política y económica”.

LA LLAMADA A NO IGNORAR EL CLAMOR DE LOS POBRES

“Junto con los obispos del país, renuevo mi llamamiento a la paz e imploro a las autoridades que no ignoren el clamor de los pobres y las necesidades del pueblo”.

Estas son las palabras del Papa Francisco, al final del rezo del Ángelus, refiriéndose a un área geográfica en la que la crisis económica del país parece haber derribado al presidente Gotabaya Rajapaksa.

Rajapaksa tiene previsto dimitir el 13 de julio, según declaró el sábado el presidente del Parlamento del país, cediendo a la intensa presión ejercida tras una violenta jornada de protestas en la que los manifestantes asaltaron la residencia oficial del presidente e incendiaron la casa del Primer Ministro en Colombo. Los manifestantes antigubernamentales, enfadados por los cortes de electricidad, la escasez de productos de primera necesidad y el aumento de los precios, llevan mucho tiempo exigiendo la dimisión de Rajapaksa, pero el militar retirado se ha resistido a las demandas durante meses, invocando los poderes de emergencia en un intento de mantener el control.

LA CRISIS EN LIBIA

También el Papa ha tenido un pensamiento especial por el pueblo de Libia, sobre todo los jóvenes, que “sufren a causa de los graves problemas sociales y económicos”. El Pontífice lo ha abordado al final del rezo del Ángelus.

“Quisiera dirigir un pensamiento especial al pueblo de Libia, especialmente a los jóvenes y a todos los que sufren a causa de los graves problemas sociales y económicos del país. Insto a todos a buscar de nuevo soluciones convincentes, con la ayuda de la comunidad internacional, a través del diálogo constructivo y la reconciliación nacional”.

EL DETERIORO DE LAS CONDICIONES DE VIDA

La presidenta del Parlamento libio, Aqila Saleh, acusó al gobierno de unidad nacional del Primer Ministro Abdel Hamid Dbeibah de azuzar a la opinión pública contra la propia Cámara de Diputados. Así lo informó el sitio web Libya Update. En un discurso pronunciado con motivo de la festividad islámica de Eid Al-Adha, Saleh afirmó que “las instituciones internas, apoyadas por partidos externos, intentan azuzar a la opinión pública contra el Parlamento, responsabilizándolo del estancamiento político y del deterioro de los servicios” prestados a los ciudadanos, informó el sitio.


Fuente: www.vaticannews.va

ARTÍCULOS RELACIONADOS

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0