Dejémonos conmover por el Pastor que nos visita

Por Mons. Santiago Silva
En su editorial de Iglesia.cl, el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Santiago Silva, invita a abrir oídos, ojos y corazones para percibir y palpitar cada instante de la visita del Papa Francisco con la actitud de quien se deja conmover, es decir, “mover a lo que es más de Cristo”.

¿Cómo recibiré yo al Papa?

Por Fernando Montes sj
La presencia del Pontífice será breve y pasará, pero su mensaje puede permanecer. Sería lamentable que no llegara al corazón de cada uno de nosotros.

El año 2017 en la vida de la Iglesia en Chile

Por Prensa CECh
Este 2017 será recordado como el año del anuncio y preparación de la visita del Papa Francisco al país. La Iglesia siguió de cerca la realidad nacional, aportando al debate sobre reformas y alzando la voz en defensa de la vida. Se presentó la Carta Pastoral “Chile un hogar para todos”, en la que el Comité Permanente plantea propuestas y desafíos para construir una sociedad más humana, justa y fraterna.

Jesús es la Noticia hoy

Por Mons. Santiago Silva
En editorial de Iglesia.cl, Mons. Santiago Silva afirma que Navidad es la fiesta del encuentro del Dios amoroso con la humanidad que Él ama. Un Niño en un pesebre, ese es el abrazo de Dios para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos.

Nace Jesús, ¿renacerá el cristianismo?

Por Jorge Costadoat sj
¿Renacerá el cristianismo? Nadie lo puede decir. Me gusta pensar que rebrotará, siempre que haya cristianos que se expongan, como Jesús se expuso, a las vidas de sus contemporáneos.

Presidenta entregó los Premios Nacionales 2017

Por Prensa Presidencia
En la ceremonia se reconoció a Guido Garay, en Ciencias Exactas; Paz Errázuriz, en Artes Plásticas; Alejandro Sieveking, en Artes de la Representación y Audiovisuales; Elizabeth Lira, en Humanidades y Ciencias Sociales; Abraham Magendzo, en Ciencias de la Educación; y Alberto Gamboa, en Periodismo.

Esperando al Papa Francisco

Por Revista Mensaje
Si los creyentes no tomamos en serio los gestos y acciones del Papa para transformarlos en una elocuencia real de nuestra vida, aparece con fuerza la sensación de incoherencia. Tal vez la mejor bienvenida sea tener el valor de ponernos en salida hacia las nuevas periferias para que, como Jesús, seamos capaces de itinerar hacia las periferias existenciales a fin de rendirlas más humanas.