La majestad del silencio

Por Noel Álvarez
El lenguaje más productivo para el bienestar personal y para la relación que cada uno tiene consigo mismo, es el inexistente: el silencio.