No pierdan la paz

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
VI Domingo de Pascua. La paz que Jesús propone es uno de los más grandes signos de la presencia de Dios y de la llegada del Reino.