«Sí quiero, sana»

Por Alfredo Infante sj
Hoy, Jesús sigue pasando y liberando. Ante todo poder excluyente y arbitrario, viene a tocarnos para decirnos «sí quiero, quedas sano», recupera tu dignidad, que para Dios la dignidad humana está por encima de cualquier ley, Estado, ideología y religión.