Sueños

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Mirar el futuro con los ojos de Dios y saber que, con su fuerza y con nuestro empeño, todo será posible. II Domingo de Adviento.

Dar voz al Dios arrinconado

Por Sergio Gadea sj
La indiferencia o la hostilidad de un entorno no tiene por qué implicar autolimitarnos el deseo de compartir la Buena Noticia.

El Dios de vivos

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
Lo que Jesús busca es una vida más digna, sana y dichosa para todos, empezando por los últimos. XXXII Domingo Ordinario.