Nuestros miedos

La fe llena el corazón de fuerza. La fe no crea hombres cobardes, sino personas resueltas y audaces. No encierra a los creyentes en sí mismos, sino que los abre más a la vida problemática y conflictiva de cada día.

¿Es la Biblia un libro violento?

De ser esto así, ¿qué sentido tendría que los cristianos —que orientamos nuestro actuar por la Biblia— seamos considerados los adalides de la no-violencia?

La intimidad de Dios

“Dios no puede sino amarnos”. “Dios es Trinidad, es un misterio de Amor. Y su omnipotencia es la omnipotencia de quien solo es amor, ternura insondable e infinita”.

Homilía del Papa Francisco, Pentecostés 2017

La Palabra de Dios describe así la acción del Espíritu, que primero se posa sobre cada uno y luego pone a todos en comunicación. A cada uno da un don y a todos reúne en unidad. En otras palabras, el mismo Espíritu crea la diversidad y la unidad y de esta manera plasma un pueblo nuevo, variado y unido: la Iglesia universal.

Vivir a Dios desde dentro

“Aprender a percibirlo en lo más íntimo”. “Para ser humana, a nuestra vida le falta hoy una dimensión esencial: la interioridad”.

Los desafíos del ateísmo de cara al Sínodo de Jóvenes

¿Estamos anunciando “un mensaje” o “a una Persona”? ¿Promoviendo la memoria de la doctrina o las condiciones para un encuentro? No me ha tocado encontrarme con un agnóstico o ateo que no valore lo que hizo o dijo Jesús. Más bien, es un rechazo a la Iglesia y “sus ideas”. El rechazo no es a Jesús histórico, sino que más bien se deja a su persona de lado.

El camino

El problema de muchos no es que vivan extraviados o descaminados. Sencillamente viven sin camino, perdidos en una especie de laberinto: andando y desandando los mil caminos que, desde fuera, les van indicando las consignas y modas del momento.