Tocar su manto

Imagina que estás en medio de la muchedumbre y tocas a Jesús. ¿Para qué lo quieres tocar? ¿Qué quieres sanar? ¿De qué deseas liberarte?



¿Por qué descansar?

Autoridad vs Poder


La fuerza curadora de Jesús

Futuro de la iglesia chilena


Otro mundo es posible


logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0