Banquete de fraternidad

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
El gran sueño y el gran ideal de Dios es este banquete en el que participen todos sus hijos, donde no haya distinciones, donde puedan quitarse el dolor y la muerte.