Despedida, preparándonos desde el Amor…

Por Mónica Pacheco Guzmán
El Evangelio que anunciamos las mujeres: Jesús quiere que seamos fieles a su palabra y que seamos testimonio del amor de Dios Padre Madre entre los que habitamos esta casa común.

No temas llorar

Por Genaro Ávila-Valencia sj
Con las lágrimas de nuestros ojos se nos lava el alma y queda liberada de todo lo que no puede, ni debe, ni quiere cargar más. Casi siempre, después de llorar, nuestra alma se siente más ligera.