Jesús no está denunciando solo la situación de la Galilea de los años treinta

Nuestra primera tarea es romper la indiferencia. Es inhumano encerrarnos en nuestra «sociedad del bienestar» ignorando totalmente esa otra «sociedad del malestar».


Un Jesús no “religioso”


Hoy

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0