«Padre, no te entiendo»

Por Anselmo Rabadán sj
Identificados con el Señor, podremos vivir ante cualquier dificultad y cuando salgamos por la puerta, alguno en su corazón exclamará: «¡Mirad, si es Jesús!».