Descubrir nuestro destino

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
La Ascensión del Señor, una fiesta que, bien entendida y vivida, da sentido y dirección a nuestras vidas, une el cielo con la tierra, fortalece nuestro caminar e ilumina la oscuridad que amenaza con engullir a la humanidad.

Sin adelantar el paso

Por Álvaro Zapata sj
La Iglesia no puede hacer lo que la mayoría (o la minoría) cree que debemos hacer, porque la iniciativa es totalmente de Dios. Nos toca seguir el camino que Él va abriendo, revelándose en nuestra cotidianeidad habitada por Él.