Rechazado entre los suyos

Por José Antonio Pagola
¿Por qué nos esforzamos tan poco en conocer a Jesús? ¿Por qué nos resistimos a confesar que Dios se ha encarnado en un profeta?