Estancados por el miedo

Por José Antonio Pagola
¿Celebramos la misa de forma aburrida? Una vez más podemos quedarnos simplemente en “espectadores de un estancamiento infecundo de la Iglesia”.