No perder la capacidad de volar

Por Jaime Tatay sj
Las aves siguen siendo un signo de los tiempos, un auspicio que debemos interpretar como los antiguos augures y como el propio Jesús, que nos pidió que las mirásemos atentamente.