La ecología humana de Francisco

Por Isaías A. Márquez Díaz
“Cuidar y cultivar la creación es una indicación de Dios, dada no solo al inicio de la historia, sino a cada uno de nosotros; es parte de su proyecto. Quiere decir, hacer crecer el mundo con responsabilidad, transformándolo para que sea un jardín, un lugar agradable para todos”.