El precio de la ira

Por Javier Bailén sj
No podemos caer en la trampa de permitir acciones injustas a según qué personaje público. Da igual quién seas, cuál haya sido tu trayectoria personal o profesional. Si has hecho una cosa mal, debes asumir las consecuencias.