Romero cada vez más santo en América

Por La Stampa
El arzobispo de San Salvador, mártir en 1980, fue uno de los protagonistas de la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá. Nueva York le acaba de dedicar una calle. Su figura se abre brecha en todo el continente.