«La paz de Jesús» (Jn 14, 23-29)

Por Alfredo Infante sj
No basta pedir la paz, la paz es camino, se construye. Por eso Jesús no se conforma con entregarnos su paz, sino que nos entrega como misión la tarea de construirla, hacerla posible, viable.

El impulso del amor

Por Alfredo Infante sj
Danos el valor de vivir desde el soplo de tu Espíritu para no vivir enajenados a otras fuerzas; Señor, solo tú puedes liberar nuestra libertad para dar frutos de humanidad.

No pierdan la paz

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
VI Domingo de Pascua. La paz que Jesús propone es uno de los más grandes signos de la presencia de Dios y de la llegada del Reino.

Paz y perdón

Por Monseñor Enrique Díaz Díaz
II Domingo de Pascua. No podemos quedarnos estáticos contemplando las cicatrices porque caemos en el abismo de la duda, la desesperación y el rencor. Solo la paz y el perdón nos darán la verdadera dimensión humana y divina de la persona.