Negociación

Por Carlos Torrealba
Dos tipos de negociación: Competitiva (basada en toma de posiciones) y Cooperativa (basada en intereses).

Poder perverso

Por Noel Álvarez
La anormalidad del poder no solo engendra al dictador que llega a convertirse en un fantasma acosado por la eternidad, sino que también altera y distorsiona la vida de los ciudadanos comunes y crea dramas familiares e individuales, miedo, corrupción, sumisión, cárcel, exilio, muerte.

El despotismo en la democracia

Por Noel Álvarez
En todo el mundo acontecen hechos que cuestionan la idea de la resiliencia de la democracia y hacen que los sistemas democráticos parezcan frágiles y amenazados.

No sea así entre ustedes

Por Alfredo Infante sj
La verdadera conversión implica una nueva relacionalidad. Pasar del paradigma del poder arbitrario (mundo) al paradigma del amor y el servicio.

Autoridad vs Poder

Por Alfredo Infante sj
Jesús está libre de vinculaciones con los poderes, sus relaciones absolutas son con el Padre y con sus hermanos.

El Pecado contra el Espíritu Santo

Por Alfredo Infante sj
Hoy en Venezuela quienes se empeñan en mantener el poder “a como sea”, calumnian, persiguen, condenan, torturan y privan de libertad a quienes, como Jesús, apuestan por la vida, la dignidad humana y una convivencia fraterna y democrática.

Transferencias infernales

Por Noel Álvarez
Todo gobierno autocrático y violador de DD.HH. tiene un horizonte muy reducido de maniobra, por tanto, no es nada extraño su afán de aferrarse al poder, porque con su pérdida, no solo se juegan privilegios, sino que también ponen en riesgo sus vidas.

Espejismos

Por Luis Ugalde sj
En Venezuela estamos en una encrucijada de espejismos que necesitamos identificar para no caer en el engaño ni entregarnos a la desesperanza.

Los pobres son de Dios

Por José Antonio Pagola
No se ha de sacrificar la vida, la dignidad o la felicidad de las personas a ningún poder. Y, sin duda, ningún poder sacrifica hoy más vidas y causa más sufrimiento, hambre y destrucción que esa “dictadura de una economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”.