Juntos, mejor

Por Pablo Martín Ibáñez
Quizá eso es lo único que nos hace falta. Saber que no estamos solos.

Vivir con heridas

Por José María Rodríguez Olaizola sj
De ellas aprendes, a cuidar y a cuidarte. A aceptar la carga de contrariedad de nuestras historias.

Reunirte contigo mismo

Por Álvaro Zapata sj
Puede ser uno de los buenos aprendizajes de este tiempo pandémico. Levantar la mirada de nosotros mismos, estar más pendiente del otro, no con la intención de dar buena imagen, sino de prestarle atención en lo que necesita.

Escuchar de nuevo

Por Jaime Tatay sj
La escucha, en definitiva, es un estilo de vida que requiere del hábito del silencio, del recogimiento y del análisis reposado de todo lo escuchado.

La soledad, esa otra epidemia

Por Álvaro Lobo sj
Aunque no lo queramos, somos seres sociales y necesitamos de otros, y no solo para tener lo básico para sobrevivir, sino para dar identidad, amor y sentido a nuestra propia existencia.

Te necesito

Por José María Rodríguez Olaizola sj
Puedes contar tu historia, deseando que alguien entre a formar parte de ella, pero no puedes obligar a nadie a quedarse.

El miedo a perder

Por Iñigo Alcaraz sj
No es que falte fe o esperanza entre los jóvenes. Es solo que estamos adiestrados para medir las consecuencias, para no perder.

No darás falso testimonio ni mentirás

Por Jaime Espiniella sj
Palabras. Cada uno tenemos una teoría sobre cómo deberíamos usarlas. Y es que, a veces, la mejor obra es esa palabra a medida que regalamos. O, por el contrario, aquella que espera prudente cuando elegimos el silencio.