No darás falso testimonio ni mentirás

Palabras. Cada uno tenemos una teoría sobre cómo deberíamos usarlas. Y es que, a veces, la mejor obra es esa palabra a medida que regalamos. O, por el contrario, aquella que espera prudente cuando elegimos el silencio.


Trivializar el perdón

El laberinto de la desolación

El laberinto de los miedos

El laberinto de la certidumbre

El laberinto de las excusas


El laberinto de la dependencia


El poder de la palabra

logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0