El riesgo de instalarse

Por José Antonio Pagola
La felicidad no coincide con el bienestar. Una experiencia religiosa no es verdaderamente cristiana si nos aísla de los hermanos, nos instala cómodamente en la vida y nos aleja del servicio a los más necesitados.

P. Arturo Sosa, Prepósito General jesuita: “un desafío para la Compañía de Jesús es la reconciliación”

Por Guillermo Ortiz sj
Con motivo de la festividad de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús y maestro de los Ejercicios Espirituales, el jesuita Guillermo Ortiz entrevista al padre Arturo Sosa, Superior General de la Compañía de Jesús, quien reflexiona sobre algunos de los desafíos centrados en el tema de la reconciliación, que propone el Papa Francisco a la Iglesia y la Dirección General a todos los jesuitas del mundo.

La decisión más importante

Por José Antonio Pagola
¿Por qué la falta de entusiasmo y alegría? Seguramente, la decisión más importante que hemos de tomar hoy en la Iglesia y en nuestras comunidades cristianas es la de recuperar el proyecto del reino de Dios con alegría y entusiasmo.

La vida y la historia, entre el trigo y la cizaña

Por Alfredo Infante sj
No se trata de gastar las energías en exterminar al enemigo, porque al final quien se empeña en este propósito, se configurará con la cizaña; terminarás siendo lo que crees combatir y exterminar. Por el contrario, se trata de cultivar el trigo, lo alternativo, lo propositivo, alimentar lo bueno para vencer el mal a fuerza de bien.

Nuestros miedos

Por José Antonio Pagola
La fe llena el corazón de fuerza. La fe no crea hombres cobardes, sino personas resueltas y audaces. No encierra a los creyentes en sí mismos, sino que los abre más a la vida problemática y conflictiva de cada día.

La intimidad de Dios

Por José Antonio Pagola
“Dios no puede sino amarnos”. “Dios es Trinidad, es un misterio de Amor. Y su omnipotencia es la omnipotencia de quien solo es amor, ternura insondable e infinita”.

Bienvenido el pluralismo religioso

Por Jorge Costadoat sj
¿No podría el país enriquecerse aún más si acogiera otras tradiciones religiosas? Los inmigrantes haitianos han comenzado a celebrar sus eucaristías con tambores y cantos muy alegres. ¿Qué es de los coreanos? No sé. ¿Y de los chinos e indios? Tampoco sé. Los budistas son lamentablemente pocos. Los musulmanes también son pocos. Habrá que esperarlos con los brazos abiertos.