El silencio de los corderos

A Dios lo callamos los cristianos cada vez que no le dejamos valerse de nuestra voz para proclamar su mensaje de esperanza y salvación.




Confianza, sí, frivolidad, no

Hoy


logo

Suscríbete a Revista Mensaje y accede a todos nuestros contenidos

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0