La misión de un parlamentario católico

Por Jorge Costadoat sj
Lo que vale para los cristianos, en general, tiene particular importancia para los políticos católicos. Estos y las autoridades de la Iglesia, por lado y lado, han de respetarse en el cumplimiento de sus funciones. Los políticos han de confiar por principio en la enseñanza de sus pastores. Estos, por su parte, deben reconocer autonomía al ámbito público y, sobre todo, respetar el recurso a la conciencia de los políticos cristianos.