Crítica participación de la mujer en la Iglesia

Por Jorge Costadoat sj
La actual condición de la mujer en la Iglesia, a estas alturas, no es un descuido. Es un pecado. La apuesta cristiana es esta: el Evangelio ayuda a que las mujeres lleguen a su plenitud; el anuncio del Evangelio, si no se encamina a desplegar integralmente a las mujeres, no es evangélico.