Culto al tiempo

Por José María Rodríguez Olaizola sj
¿Cuándo dejamos de ser señores de nuestras jornadas para convertirnos en súbditos de la agenda?

A ver si quedamos

Por Álvaro Lobo sj
Si nuestro uso del tiempo no nos abre a los demás, tenemos un serio problema. Regalar tiempo es una forma de querer a las personas.

Abraza el momento

Por Luis Delgado sj
Solo cabe agradecer, y recordar ese momento. Seguramente ayude y te oriente volver a abrazarlo, dejando que vaya quedando su impronta.

No dejes de aburrirte

Por Álvaro Zapata sj
Seguimos pensando que no tener tiempo para nada es un buen síntoma. Sin embargo, a mí cada vez me preocupa más encontrarme con gente que es incapaz de encontrar tiempo para aburrirse.