Tras el Sínodo sobre la Amazonía… ¿y ahora qué?

En Vatican News hablamos de esperanzas y frutos tras el Sínodo celebrado recientemente en Roma con Rocío Huamancóndor, de la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER): una joven comunicadora que participó en los eventos culturales organizados de manera paralela durante el encuentro sinodal.

Sofía Lobos

08 noviembre, 2019, 12:51 pm
5 mins

Tras la clausura del Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía celebrado en Roma del 6 al 27 de octubre, llega el momento de hablar de esperanzas y frutos.

COMPRENDER EL AUTÉNTICO VALOR DE LA AMAZONÍA

Si bien el factor tiempo será clave para poder ver de qué manera se concretan las intenciones y propósitos plasmados en el Documento sinodal conclusivo, resulta fundamental que el mundo comprenda el auténtico valor de la región Panamazónica, pero no vista como “un inmenso almacén” del que explotar sus recursos para abastecer las necesidades humanas, sino como un “tesoro ecológico de la creación” que hay que proteger por el bien de todos, especialmente de las futuras generaciones.

ESPERANZAS Y FRUTOS TRAS EL SÍNODO

En Vatican News conversamos con Rocío Huamancóndor Paz, de la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER), participante en los eventos culturales que se realizaron de manera paralela durante el Sínodo, quien ya de vuelta en casa nos cuenta cómo vivieron las comunidades amazónicas todo lo que acontecía en Roma.

LA EXPECTACIÓN DE LAS COMUNIDADES LOCALES

“Las comunidades de América Latina y sobre todo de la Panamazonía siguieron el evento sinodal con mucha expectación, principalmente porque este Sínodo tuvo un proceso de asambleas preparatorias donde se escucharon alrededor de 87 mil voces de personas, de comunidades indígenas y no indígenas a lo largo de todo el territorio y que ahora esperan no solo haber sido escuchadas sino también ser tomadas en cuenta”, explica Rocío.

LO MÁS IMPORTANTE DEL SÍNODO VIENE EN ESTE MOMENTO

La joven comunicadora de ALER, hace hincapié en que la parte más importante del Sínodo “viene en este momento”, en el periodo que podría llamarse postsinodal y que es decisivo para recoger frutos buenos y abundantes mientras caminamos hacia esa tan anhelada “conversión” que pedía el Papa Francisco al inicio de los trabajos sinodales y que tiene varias dimensiones: pastoral, cultural, ecológica y sinodal.

“La vida aquí en nuestras tierras continúa. Seguiremos trabajando en la defensa de nuestros territorios y en los derechos humanos, sabiendo que nuestros problemas y dificultades han sido escuchados en Roma y que el compromiso que la Iglesia ya había adquirido con la región Panamazónica, ahora con el Sínodo se ha reforzado y se ha convertido en más formal”, añade.

CON EL CORAZÓN LLENO DE ESPERANZA

Además, Rocío Humancóndor habla sobre cuáles son sus propias esperanzas “como joven, como mujer y como comunicadora”, tras esta asamblea de los obispos donde se ha hablado del futuro de una región que se extiende a lo largo de nueve países, habitada por unos 33 millones de habitantes de los cuales aproximadamente 2,5 millones son indígenas.

COMUNICAR LAS HISTORIAS DE VIDA

“Mi corazón está lleno de esperanza. Esperanza en una Iglesia encarnada en la Amazonía y en el mundo; y esperanza en la gente que vive, que siente y que sueña en el territorio amazónico”, afirma nuestra entrevistada, insistiendo en que debemos aprender de estos pueblos, “la sencillez, el amor por la madre tierra, la ecología integral, y el cuidado de la casa común”.

“En mi caso, desde la comunicación y desde la educación popular que es lo que hacemos en ALER, este es un gran momento para seguir buscando esas historias de vida que se encuentran en nuestros pueblos con el fin de poder comunicarlas a la luz de todo lo que se discutió en el Sínodo y que se hace carne en la vida de nuestra gente”, concluye.

_________________________
Fuente: www.vaticannews.va

Escribe para Vatican News.