Bolivia: Iglesia demanda el fin de la violencia y fecha para elecciones

Respetando la separación de poderes.

Larissa I. López

11 agosto, 2020, 12:08 pm
5 mins

La Iglesia boliviana emitió un comunicado titulado “El derecho a la vida y a la salud”, en el que, ante los conflictos sociales provocados por el aplazamiento de las elecciones y la crisis sanitaria que sufre Bolivia, exhorta a los dirigentes sindicales a “deponer actitudes de violencia, levantar los bloqueos y aceptar un diálogo sereno en búsqueda de soluciones”.

Según informa la agencia de noticias EFE, desde hace una semana, el país sufre una ola de protestas en contra del aplazamiento de las elecciones, poniendo en alto riesgo a la población.

Los efectos del coronavirus han hecho colapsar el precario sistema de salud del país y los sectores económicos, como los pequeños productores agrarios, están sufriendo las consecuencias del confinamiento.

“No pongan en peligro la salud y la vida de los bolivianos, de ustedes mismos y de sus familias, sirviendo a consignas políticas y reivindicando la realización de elecciones en medio de una subida acelerada de contagios y muerte de tantos compatriotas, además de agravar la ya difícil situación económica que vivimos”, advierte la Conferencia Episcopal Boliviana en el mensaje difundido por Iglesia Viva el 10 de agosto.

FIJAR FECHA DE ELECCIONES

Asimismo, los obispos demandan al Tribunal Supremo Electoral fijar la fecha de las elecciones y manifiestan su preocupación por la influencia de la crisis política en la falta de autoridad y de soluciones efectivas ante la dificultad sanitaria.

En este sentido, recordaron que, en el marco de la separación de poderes, el Tribunal Supremo Electoral es el organismo del Estado que debe fijar la fecha para las elecciones.

Y explicaron que los otros poderes representan los intereses de los partidos políticos que se presentan en los comicios electorales. Por tanto, estos no deben decidir sobre la organización de los comicios, motivo por el que los pastores llaman “a respetar la separación de poderes, principio básico de una democracia sana, aceptando la fecha propuesta por el Órgano Electoral”.

PREOCUPACIÓN POR LA VIOLENCIA

Los miembros del episcopado boliviano manifestaron también su preocupación por la violencia, “que se está agravando en el país entre diferentes grupos enfrentados y que pone en peligro la seguridad y la vida de la gente”.

“El odio no es la solución a ningún problema. Condenamos toda violencia venga de donde venga, que nos lleva a la pérdida de vidas humanas y a colocarnos en una espiral inacabable de violencia y que puede generar mayores conflictos”, indican.

VALOR ABSOLUTO DE LA VIDA

Los obispos bolivianos reiteran también que para la Iglesia la vida de los seres humanos es un valor absoluto, “que jamás debe utilizarse para lograr ningún otro objetivo”, pues “quien para lograr un objetivo que jamás tiene el mismo valor que una vida humana, poniendo en peligro la vida de las personas, realiza un acto criminal e inhumano, ya que puede provocar la muerte de seres humanos”.

Por ello, agregan “es irracional e inmoral el utilizar la pandemia para desestabilizar las instituciones del país por las consecuencias de pérdida de vida de hermanos bolivianos”.

SOLIDARIDAD Y ESPERANZA

Finalmente, el comunicado expresa que este es un momento para la solidaridad y la esperanza, por lo que no se puede permitir que crezca el desánimo y el temor: “La prudencia es la que debe guiar nuestros actos y no el miedo, que no ayuda a salir victoriosos de la actual situación”.

Todo esto, sin olvidar la capacidad del pueblo boliviano para enfrentar los problemas, lo que debe ser un motivo de esperanza y una muestra de que Dios nunca abandona en medio de las dificultades.

_________________________
Fuente: https://es.zenit.org

Escribe para Zenit.