Coreas y una cumbre que puede ser histórica

Los líderes del Norte y del Sur se encontrarán para avanzar en el proceso de normalización de las relaciones. Habrá un anuncio: ¿será la paz tan esperada?

Federico Berti

26 abril, 2018, 10:36 am
3 mins

El líder norcoreano, Kim Jong-un, cruzará a pie la línea de demarcación militar que divide las dos Coreas para la celebración de la histórica cumbre del viernes, informó la oficina de Presidencia surcoreana.

Por su parte, el presidente surcoreano Moon Jae-in esperará a Kim Jong-un al otro lado de la línea divisoria a las 9:30 hora local surcoreana (cuando en gran parte de América del Sur serán entre las 20:30 y las 22:30 horas de hoy jueves) y ambos serán escoltados por una guarnición de honor hasta Peace House, el edificio que albergará la cumbre y que está situado en la franja Sur de la militarizada frontera intercoreana.

De esta manera, Kim se convertirá en el primer líder norcoreano que técnicamente pisa suelo surcoreano desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953), que concluyó con un alto el fuego en vez de un tratado de paz. Es decir, los dos países siguen técnicamente en guerra.

El gobierno de Seúl informó de que tras una ceremonia de bienvenida y una breve charla informal, dará comienzo la primera ronda de la cumbre en la que es posible que se formalice el anuncio de un abandono por parte de Corea del Norte de la mayor fuente de tensión de los últimos años: su plan de armamentos nucleares y de misiles balísticos.

Entre los nueve delegados que ha designado Pyongyang se cuentan el presidente honorífico del país, Kim Yong-nam, el canciller, Ri Yong-ho, y la hermana de Kim Jong-un, Kim Yo-jong, que ocupa el cargo de directora de propaganda y que ya realizó una histórica visita al Sur en febrero para facilitar el acercamiento.

Tras la sesión matinal, las dos partes almorzarán por separado antes de que ambos líderes planten un árbol en una ceremonia simbólica. Los dos líderes realizarán después un paseo informal antes de que se retomen las conversaciones.

Al término de la reunión, Moon y Kim firmarán un acuerdo y realizarán un “anuncio”, según explicó un portavoz de Seúl. “El dónde y el cómo se anunciará y vendrá determinado por el contenido de dicho acuerdo”, se dijo.

Los analistas hablan incluso de la posibilidad de que se celebre la paz definitiva entre las dos Coreas. Un sueño ansiado en la península asiática, cuyos habitantes quedaron separados por efecto de la Guerra Fría, hace más de sesenta años.

_________________________
Fuente: http://ciudadnueva.com.ar

Escribe para revista Ciudad Nueva de Argentina.