Durante su Misión Pastoral en Osorno, Mons. Scicluna visitó Centro de Espiritualidad Francisco Valdés

“Venerable Siervo de Dios, Francisco Valdés Subercaseaux. Ruega por nosotros, ruega por la Iglesia de Osorno...”, son parte de las peticiones que monseñor Scicluna plasmó en el libro de visitas en la casa de espiritualidad Monseñor Valdés.

Prensa CECh

04 julio, 2018, 10:48 am
2 mins

Por espacio de una hora, el arzobispo de Malta permaneció en la casa que ocupó el primer obispo de Osorno, cuya figura se encuentra en proceso para alcanzar su beatificación. Así lo aseguró Carlos Hernández, integrante de la Comisión que lleva su proceso ante el Vaticano.

Monseñor Scicluna “visitó la capilla, el pequeño museo que hoy existe y el dormitorio del Venerable Siervo de Dios. Le puso atención a la cama que fue del obispo Valdés, porque está hecha a base de paja de trigo, lo que se llama payasa. También se detuvo a observar el ropero, porque aún se conservan algunas de sus vestimentas”, agregó.

En agradecimiento al interés que mostró el arzobispo de Malta por el primer obispo de Osorno, “la Fundación y Comisión le regaló el libro ICONOS. El Arte de Fray Francisco Valdés Subercaseaux. También le entregó una carpeta con los Sellos Postales que emitió Correos de Chile por el centenario del nacimiento de monseñor Valdés y la guía turística ‘Ruta Patrimonial N° 61: Padre Pancho, Misionero de la Araucanía’”, aseguró Carlos Hernández.

“Hubo que explicarle a monseñor Scicluna por qué se le llamaba “Padre Pancho” a monseñor Valdés. Se le contó la historia que el obispo Francisco, después de haber pasado largos años en Pucón como párroco, y al despedirse para hacerse cargo de la Diócesis de Osorno, dejó un documento donde dice que, para esa ciudad, él siempre será el ‘Padre Pancho’”, finalizó.

_________________________
Fuente: Comunicaciones Osorno / www.iglesia.cl / Foto: Misión Pastoral Osorno.

Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal de Chile, donde se dan a conocer noticias relacionadas con la Iglesia chilena y mundial.