Estados Unidos: comunidades unidas en favor de los refugiados

“Hay problemas en el mundo que quizás no podamos resolver, pero sí en los que podemos ayudar”.

Sarah Carroll

29 Agosto, 2017, 1:10 pm
6 mins

Este verano estadounidense, comunidades de todo el país se han manifestado en favor de los refugiados, celebrando eventos para concienciar y recoger fondos para aquellas personas que se han sido obligadas a huir de sus hogares debido a la violencia y la persecución.

PARROQUIA DE SAINT PETER – CHARLOTTE, CAROLINA DEL NORTE

En la Parroquia de Saint Peter, en Charlotte, Carolina del Norte, los jóvenes de la comunidad de la iglesia quisieron hacer algo en favor de esos refugiados, de quienes habían visto y oído hablar tanto en las noticias. Entonces decidieron saber más sobre ellos, crear una mayor conciencia y recaudar fondos para los refugiados. Primero, pusieron un puesto de “Limonada Solidaria” frente a la iglesia de Charlotte, en el que, mientras vendían limonada, contaban a la gente la difícil situación de los refugiados y cuál era el trabajo del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS). Más de 50 adolescentes abogaron por los refugiados y recaudaron 101 dólares, que enviaron al JRS.

“El puesto de ‘Limonada Solidaria’ es una idea derivada del stand de agua que aparece en el kit de herramientas de ‘Ponte en mis zapatos durante un kilómetro’, que el JRS ofrece a las comunidades para que experimenten la vida de los refugiados”, cuenta Cathy Chiappetta, directora de formación de la fe de la iglesia católica de Saint Peter y organizadora de la semana de servicio.

También realizaron la actividad “Postal a un refugiado”, mediante la cual se enviaron postales a refugiados como un gesto de esperanza y consolación. Con esta actividad los adolescentes se dan cuenta de la importancia de ser positivos para los demás.

Al mismo tiempo que el proyecto ayudó a los jóvenes a conocer mejor a los refugiados, también permitió que enseñasen a otros de la comunidad mediante materiales para leer. “Estuvo bien mostrar a los refugiados a otros niños y señalar que hay problemas en el mundo que quizás no podamos resolver, pero sí en los que podemos ayudar”, dice Katharyn Fenzl, una de las participantes. Dos de estos adolescentes, Chiappetta y Paul Fenzl, estaban entusiasmados escribiendo. “Uno se siente bien escribiendo postales que puedan ser positivas para los refugiados, en lugar de simplemente ver historias y hablar de lo difícil que es todo para ellos”, dijo Matthew.

COALICIÓN PARA LOS VECINOS INMIGRANTES (COIN) – INDIANÁPOLIS, INDIANA

El mismo entusiasmo compartía una comunidad en Indianápolis, que creó la Coalición para los Vecinos Inmigrantes (COIN), una organización sin fines de lucro que coordina los esfuerzos de las entidades que trabajan con y para los inmigrantes y los refugiados, para dar respuesta a cualquier déficit de servicios públicos. En julio, para llevar a cabo actividades de sensibilización en su comunidad, en asociación con otra organización religiosa y de incidencia pública, COIN organizó la simulación “Ponte en mis zapatos durante un kilómetro”.

Al evento asistieron 450 personas de toda el área de Indianápolis. Los participantes realizaron esta simulación que les ayudó a sentir la frustración, la decepción y las esperanzas de los refugiados en todo el mundo. Los participantes comenzaron pasando el puesto fronterizo y avanzaron hacia los stands de comida, agua, medicinas y servicios educativos que COIN estableció siguiendo el kit de herramientas del juego del JRS “Walk a Mile in My Shoes” (“Ponte en mis zapatos durante un kilómetro”). El evento terminó dando a conocer cómo los participantes podían apoyar a los refugiados en Indianápolis.

“Estoy convencida de que si conoces a una persona o te pones en su piel, esta deja de ser un ‘refugiado’ o un ‘inmigrante’, para ser una persona. Eso es lo que estamos tratando de conseguir”, dijo la voluntaria del Centro de Asistencia Legal y Directora Ejecutiva de COIN, Julie Sommers Neuman. Ella cree que el evento ayudó a muchas personas que no estaban conscientes de la situación, para comprender plenamente la difícil realidad a la que se enfrentan los refugiados.

 

¿Está interesado en hacer algo así en su comunidad? Piense en la posibilidad de realizar una simulación como “Walk a Mile in My Shoes” o póngase en contacto con el Equipo de Divulgación del JRS EE.UU.

________________________
Fuente: http://es.jrs.net

Directora de Comunicaciones del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) EE.UU.