Francisca San Martín, primera mujer Canciller del Arzobispado de Santiago

En una sencilla ceremonia en la capilla de la sede arzobispal, presidida por el cardenal Ricardo Ezzati, el jueves 21 de junio asumió como nueva Canciller de la Arquidiócesis la abogada María Francisca San Martín Camponovo, siendo la primera vez en la historia de esta Iglesia local que un laico toma esta responsabilidad.

Iglesia de Santiago

22 junio, 2018, 10:54 am
5 mins

Al acto asistieron el Obispo Auxiliar monseñor Fernando Ramos, vicarios y funcionarios de la Curia, como también los padres, hermanos y miembros de la comunidad de Schoenstatt a la que ella pertenece.

La ceremonia se inició con la lectura por parte del hasta ahora Canciller interino, padre Jorge Sáez, del decreto que nombra Canciller del Arzobispado de Santiago a María Francisca San Martín Camponovo, firmado por el Arzobispo Cardenal Ricardo Ezzati Andrello.

Posteriormente, la Canciller hizo solemne profesión de fe ante el pastor y, luego de firmar esa profesión, hizo también solemne promesa de fidelidad a la Iglesia, documento que también quedó firmado tanto por ella como por el Arzobispo.

Este último señaló que el nombramiento y toma del cargo de Canciller “lo estamos haciendo pasando del dolor a la esperanza. Nos llena de esperanza que en la Iglesia se reconozcan los errores y, al mismo tiempo, que haya personas que quieren asumir con fidelidad un servicio que está llamado a ser un signo de credibilidad en la misión de la Iglesia. Pasamos, por consiguiente, de un dolor que permanece, a una esperanza que sigue creciendo”.

El Arzobispo afirmó que somos una Iglesia sinodal, llamada a “ser signo de Jesucristo, de su amor salvador, de su misericordia, para todos los hombres y mujeres con los cuales compartimos nuestra fe y vivimos nuestra Iglesia”.

Dirigiéndose a la abogada María Francisca San Martín, el cardenal Ezzati le dijo: “Ánimo, porque la tarea que emprendes no es una tarea que tengas que llevar solamente con tus hombros, sino que va a tener la corresponsabilidad de todos los que te van a acompañar y ayudar”. Luego pidió a la nueva Canciller que este servicio lo haga “desde el corazón de la Iglesia, una Iglesia madre, una Iglesia hermana, una Iglesia servidora, una Iglesia cercana”.

Por su parte, el Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago, padre Jaime Ortíz de Lazcano, agradeció el servicio prestado por María Francisca como auditora de ese tribunal.

No es la primera vez que el arzobispo Ezzati nombra a una mujer como canciller. Lo hizo en 1996, siendo Obispo de Valdivia, cuando designó a Alejandra Oyarzún en este cargo, tarea que aún desempeña después de 22 años de nombrada.

TIEMPOS DE RENOVACIÓN

Consultada por el contexto actual que vive la Iglesia y por el hecho de que por primera vez se nombra a una laica en una misión tradicionalmente en manos de presbíteros, Francisca San Martín expresó: “Es tiempo de renovarse, la incorporación de los laicos es importante, porque todos somos Iglesia y podemos trabajar aquí al servicio de la Iglesia. Me ha sorprendido que estén muy felices con el nombramiento y que sea una laica. Son signos de renovación”.

LA LABOR DE LA CANCILLERÍA

La Cancillería es un departamento oficial de la Curia arquidiocesana que tiene como principales funciones:

— Organizar y custodiar todos los documentos y actas concernientes a la Arquidiócesis, las parroquias y entes canónicos.

— Posee un archivo propio, en el que se guardan carpetas con documentos y escrituras particulares de cada parroquia, sacerdote y departamento.

— Redactar y expedir las actas y documentos referentes a decretos, disposiciones, obligaciones y otros asuntos, dando así fe pública de lo que se expresa o autentifica, de manera que tengan efectos jurídicos.

— Asentar por escrito en los libros oficiales de la Curia arquidiocesana todos los documentos emanados de la misma Cancillería o provenientes de otras instituciones oficiales.

— Autentificación de documentos: Cuando se expide un documento en una parroquia de la Arquidiócesis (fe de bautismo, fe de confirmación, expediente matrimonial), para que tenga validez en otras diócesis, se autentifica en la Cancillería.

— El Canciller está llamado a velar por el Archivo Diocesano que incluye el Archivo Corriente, el Archivo Temporal y el Archivo Histórico, según las normas del CIC (en español Código de Derecho Canónico) y de la Santa Sede.

_________________________
Fuente: Comunicaciones Santiago / www.iglesiadesantiago.cl

Sitio web del Arzobispado de Santiago.