Revista Mensaje Nº 696. «Paternidad (I): Superar el patriarcado»

Ni el macho ni el puro proveedor son el padre que andamos buscando. Deseamos una figura más madura, más completa, más integrada.

Samuel Yáñez

08 febrero, 2021, 1:12 pm
12 mins

¿Cómo hablar de paternidad en estos tiempos? ¿Qué proponer? En una de las marchas posteriores al estallido social del 18 de octubre de 2019, se leía en un cartel: “Contra toda autoridad… menos la de mi mamá”. Este texto es un vestigio revelador para nuestro tema. Los padres que tenemos hijas mujeres lo sabemos. Lo que hay en su mirada atenta e inquisitiva no es desvinculación, tampoco es necesariamente desconfianza. Lo que esa mirada transmite principalmente es una pregunta sostenida y una decidida voluntad. “¿Acaso en ti, también, paternidad es patriarcado (1)? No estamos dispuestas a aceptarlo”. En algunos hijos varones también asoma esta decisión. ¿Cómo hablar de paternidad en tiempos de crisis de autoridad y de crítica radical a las conductas macro y micro machistas?

Si nos situamos en el terreno de la Iglesia católica, de sus múltiples y diversas comunidades, hablar de paternidad hoy resulta igualmente difícil. Muchos cristianos reconocen que tal o cual sacerdote ha sido un padre para él o ella: padre de acogida, padre formador, padre espiritual. Cuando la huella es profunda y benéfica, algunos le llaman agradecidamente “pastor”. Sin embargo, esta memoria cordial ha tenido que enfrentarse a otra memoria: yo soy [como] tu padre ha sido también el preámbulo para una violenta y devastadora dominación. Así nos lo muestran los relatos que tenemos del abuso de poder, de conciencia y sexual que han padecido numerosas personas. Caemos en la cuenta, dolorosamente, de las posibilidades ambivalentes de la paternidad. La confianza ha sido ingenua, la necesidad ha sido mucha, la astucia ya lo sabía. De hecho, sabemos que el abuso infantil está bien extendido a lo largo de Chile, y no inusualmente es perpetrado en el seno familiar por figuras paternas (papás, abuelos, tíos, el amigo adulto de la familia).

Si vamos a hablar de paternidad, entonces, es necesario desbrozar el terreno. Comencemos afirmando que paternidad no es patriarcado, que el patriarcado constituye una figura histórica que hoy vemos como un pobre remedo de la paternidad, como algo que es preciso modificar. Ni el macho ni el puro proveedor son el padre que andamos buscando. Deseamos una figura más madura, más completa, más integrada.

UNA FIGURA PATRIARCAL (2)

Una pista que puede ayudarnos a comprender, en parte, los rasgos patriarcales y machistas de nuestra sociedad, es la identificación que se fue gestando entre el padre y el proveedor. Puede mirarse hacia el siglo XIX y el desarrollo de una sociedad industrial y maquinista, cuyo desarrollo en Chile se encuentra sobre todo en los primeros decenios del siglo XX. El fenómeno al que hay que atender es el ascenso del poder del capital como poder organizador de la producción y el desarrollo. Desde antes del siglo XIX, en Europa este proyecto incorporó la idea de las esferas separadas: la producción es mundo masculino, la reproducción es mundo femenino (el ámbito privado, la crianza, el cuidado de los niños, ancianos y enfermos) (3). Lo que se produjo es una división interna del trabajo (producción y reproducción), la cual, en el fondo, ocultó, por una parte, la enorme contribución femenina a la acumulación de capital, dado su aporte en trabajo no remunerado (4), y, por otro lado, también ocultó al ojo masculino la posibilidad de desarrollar una presencia doméstica parental. Ser padre y ser madre, de este modo, lo que incluía ser hombre y ser mujer, se especializó. Por eso, la educación distinguió escuelas masculinas y femeninas. El filósofo español Ortega y Gasset, en la primera mitad del siglo XX, fue lúcidamente crítico de lo que él consideraba un lamentable espectáculo espiritual europeo —la barbarie de la especialización—, pero no tuvo visión para el fenómeno de especialización del que aquí hablamos. Desde dentro costaba apreciarlo, había un punto ciego.

Este contenido está disponible sólo para los suscriptores activos de Revista Mensaje. Si eres suscriptor, ingresa aquí, o bien, sigue aquí las indicaciones para suscribirte o renovar tu suscripción a nuestra revista.

Académico del Departamento de Filosofía, U. Alberto Hurtado; miembro del equipo “Crear Familia” de CVX Chile.